Omar Giuliani, Coordinador Nacional de la Federación Nacional Territorial de la CTA -Autónoma, adelantó en Sobre la Hora lo que será la Jornada de Lucha de este miércoles 20 de marzo con marchas y cortes de ruta en diferentes puntos del país para denunciar denunciar el aumento del hambre y la pobreza en los barrios populares, junto a la CTEP, Barrios de Pie, CCC, el FOL y el Frente Popular Darío Santillán. “El ajuste es por donde miremos: hay hambre, hay desocupación y además hay un achicamiento del Estado y esto habla de que las políticas públicas empiezan a achicarse” resaltó.

“Ya estamos hablando de hambre absoluto, los nuevos indicadores hablan de mayor pobreza, mayor inflación, aumento de las tarifas y de los alimentos básicos y esto atenta directamente contra la vida de los más postergados y que este gobierno ha empobrecido aún más”

El jueves 14 de marzo, las organizaciones presentaron un petitorio en el Ministerio de Desarrollo Social, y anunciaron que de no haber respuesta realizarían la jornada de lucha. “Lo planteamos en el marco de ‘evitemos el corte de ruta, evitemos salir a las calles’ en el marco de poder acordar asistencias para nuestros territorios, para nuestros niños y niñas, pero evidentemente el gobierno hace oídos zordo a esto y no nos convocó, no hubo posibilidad de diálogo” resaltó.

El coordinador de la FeNaT afirmó que en el último tiempo hay una caída “abismal” de la producción y un aumento muy alto de la pobreza en los barrios, donde “gran parte de la población que asiste a nuestros comedores y nuestros espacios de contención, muchas veces es la única comida que reciben”.

“Esto en un país como la Argentina, con capacidad de producción de alimentos para 400 millones que hoy exista hambre es una barbaridad. Y esto lo venimos diciendo y la verdad que alguno que me ha escuchado, debe decir “¿otra vez dice lo mismo?” , y sí, tenemos que seguir diciendo lo mismo porque no hay modificación de la política económica de nuestro país”

Denunció que el gobierno profundiza la política económica que “habla a las claras de una elección de pagar al FMI, de abastecer y ser parte de las multinacionales y las trasnacionales” lo que afecta directamente a la industria nacional: “y con esto al desaparecer el trabajo desaparece el consumo interno, y al desaparecer el consumo interno hace que en los sectores más empobrecidos no exista la posibilidad de hacer una changa o el deterioro para mandar a los chicos a la escuela”.

Concluyó que en la Argentina hay trabajo pero no hay empleo, ya que los barrios necesitan más escuelas, más salud, mayor acceso a la cultura y el esparcimiento: “Esto también forma parte de las propuestas que nosotros hacemos como organizaciones territoriales“.

Escuchá la entrevista completa: