El proyecto para interrupción voluntaria del embarazo hasta la 14° semana de gestación se presentó por séptima vez en el Congreso, con la particularidad de que esta vez hay un acalorado debate en los medios y la sociedad. Sobre la Hora dialogó con la abogada Patricia Bustamante, integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, para analizar cómo fue una de las semanas más intensas en la discusión sobre este postergado derecho.

El pasado lunes 19 de febrero se hizo la convocatoria a un ‘pañuelazo’ de organizaciones feministas al Congreso Nacional bajo el lema “Aborto Legal Ya” y un ‘twittazo’ con la misma consigna. Por otro lado el tema se instaló en los medios masivos de comunicación lo que llevó a las opiniones de diversos representantes de las política e incluso la farándula. “Hay una lucha de años, pero el último tiempo el movimiento de mujeres en las calles, y el último mes ha estado muy presente en también en todos lados el debate del aborto, hace un mes que no deja de estar en los hashtag, ahí me parece que se manejan mucho por eso, de la opinión público” dijo Bustamante.

Respecto de la ‘habilitación’ que dio el Presidente Mauricio Macri para que los legisladores del Pro tengan libertad de debatir, la abogada declaró: “parece bastante paradógico que nosotros tengamos que estar felices porque el Ejecutivo lidere al Legislativo, como que estamos asumiendo que hay un poder que condiciona permanentemente al otro”. “Las personas que votamos para legisladores, para diputados y senadores, no están condicionados por el Ejecutivo” sentenció.
Aunque por otro lado, la abogada admitió que estas declaraciones “tiene que ver con la actividad que hicimos el lunes, no es azaroso, también se maneja mucho por qué es lo que está pasando, cuáles son las estadísticas”.

El jueves 22 de febrero, además, se dio a conocer un informe de Amnistía Internacional sobre la situación argentina, en el que destacan los obstáculos para acceder al aborto legal (entre otros derechos avasallados por el gobierno). Sin embargo, desde la Campaña por el Derecho al Aborto subrayan que esto no condicionó las declaraciones de Macri, sino que la apertura al debate está signada porque hay un contexto que lo permite, ya que “hay un consenso social de que es necesario y es una deuda de la democracia que exista un aborto legal, seguro y gratuito”. “Creemos que el debate se va a dar, y que se de en el congreso es un triunfo el Movimiento de Mujeres y del recorrido que ha tenido la Campaña los últimos 13 años” explicó Bustamante.

A pesar de las políticas represivas y regresivas que viene tomando el Gobierno en materia de Derechos, la sola llegada del debate al Congreso viene con una fuerza de apoyo en todo el arco social y político. La abogada resaltó que este año “tenemos muchas más firmas que en otras oportunidades”.
En este sentido, remarcó también el lema de la campaña: “Educación Sexual para decidir, Anticonceptivos para no abortar, y Aborto Legal para no morir”. Bustamante indicó que en el primer punto de esta consigna hay una falla ya que “la Ley de Educación Sexual Integral está en una fase totalmente regresiva, totalmente despedazada en su implementación, el 61% del presupuesto de 2017 no fue ejecutado” por lo que también el reclamo es para que se vuelva a poner en foco esta norma.

En cuanto al debate social, la abogada declaró: “Ya nadie habla de Aborto si o Aborto no, es el derecho y como necesitamos que se implemente ya” porque “necesitamos que se legalice porque necesitamos que sea un derecho que lo garantice el Estado”. “Es un debate que se debe, y se tiene que escuchar a las organizaciones de las sociedad civil, a las asociaciones, se tiene que escuchar una pluralidad de voces” manifestó.

Por último recalcó que esta vez, a diferencia de las seis anteriores, el proyecto se presentó con cuatro primeras firmas y “rompe la lógica parlamentaria es que siempre se presenta una primer firma que significa autoría”, lo que implica que desde un primer momento tiene la representación de “todo el arco político”. La abogada de la Campaña por el derecho al Aborto subrayó que “es un derecho que se está pidiendo, es transversal” y que en este caso “Es una pluralidad de voces la que está demandando este derecho”.