El Conicet aprobó el ingreso de sólo el 17,7 por ciento de los postulantes, y cerca de unos dos mil doctores quedaron fuera del sistema científico nacional. El biólogo molecular e integrante del organismo Alberto Kornblihtt explicó en Sobre la Hora qué implica este recorte: “Esa destrucción hace que hoy en día estos jóvenes que no pueden entrar al Conicet tampoco sean absorvidos por la actividad privada,  porque la pequeña y mediana empresa, como las grandes empresas, están en banca rota por la política económica del gobierno“.

Denunció: “Desde que este gobierno asumió ha habido sucesivamente recortes tanto en los dineros del funcionamiento como en el número de personas que ingresaban por año a las carreras de investigadores del Conicet“, la mayoría, formados en universidades nacionales. En este caso, el recorte afecta a investigadores formados por más de 12 años con carreras de grado, doctorado y posdoctorado.

“Según el Plan Argentina 2020 que el propio ministro (Lino) Barañao en su vida anterior había firmado, en el año este tendrían que haber entrado 1300 investigadores para aumentar la planta acorde a los niveles de formación y de becas que obtuvieron previamente. Opuesto a esto, ya en el 2016 redujo el Conicet por políticas del propio Ministerio en 500 puestos de trabajo e ingreso anual a la carrera”

A los científicos y científicas, la crisis les afecta tanto en su vida cotidiana como dentro del ámbito laboral, ya que el ajuste no es solo en recursos humanos, y para investigar se necesitan insumos, reactivos y equipamiento muchas veces dolarizados. Kornblihtt sostuvo que “ya sabíamos que 450 iban a entrar este año pero lo que no sabíamos es que se habían presentado 2500, por lo tanto quedan afuera 2000, 2100 jóvenes talentosos y muy bien preparados.

“Lo que nosotros hacemos no es solamente para defender nuestra corporación de científicos sino que la frase sería, que la Argentina no debe apoyar a la Ciencia sino apoyarse en la Ciencia: es decir, la Ciencia y la Tecnología son indispensables para tener un desarrollo económico independiente y también son indispensables para la industrialización y agregar valor agregado a la Industria Nacional”

El biólogo criticó que el ex Ministro, hoy Secretario de  de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva Lino Barañao no sepa cuál es el porcentaje del PBI que se presupuesta para la Ciencia, cuando “los que seguimos esto de cerca lo sabemos de memoria, en 2018 fue de un 0,256%”. Y reclamó que al pedir el aumento, “estamos pidiendo un porcentaje muy bajo del PBI y que encima ha bajado en el gobierno de Macri”.

Escuchá la entrevista completa: