En Sobre la Hora analizamos la conferencia de prensa del Presidente del Banco Central Guido Sandleris y el panorama financiero con nuestro columnista de economía, Alejandro López Mieres, quien repasó el programa monetario y cómo quedará la situación para el inicio de un próximo Gobierno.  «Estamos siendo conejillos de indias de un experimento muy, muy extraño» que consiste en el otorgamiento de una base monetaria constante «que no se da en ninguna parte del mundo» detalló.

Si bien Sandleris festejó que la inflación bajó, «gracias a las medidas del Banco Central que están no solo consensuadas sino mandadas por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional»; lo real es que en el período interanual junio ’18-junio ’19 llega al 55% acumulado. Además, hay sectores «que están por encima de este valor», como alimentos y bebidas 61%; salud 62%; transporte 64%, comunicación 65%, justamente los indispensables y que afectan a la canasta de los sectores más vulnerables. «Esto es como lo de los dos pollos, si un tipo se come dos y otro nada, entonces tenés dos tipos que se comieron un pollo» ejemplificó.

«Esta cuestión de jactarse que la inflación baja, pero también de reconocer que la inflación depende de la evolución del tipo de cambio y depende de las tarifas, no hace más que darnos la razón respecto del origen de la inflación vinculadas a de la inflación de costos. Sería bueno preguntar por qué el BCRA y el acuerdo con el FMI, insiste respecto al tema de la Base Monetaria Cero, que implica una sequedad de pesos en todo el sistema, unas tazas de interés monstruosa, que además se prolongan en el tiempo»

López Mieres se preguntó si las personas endeudadas,o las PYMES, pueden endeudarse a una tasa del 7% mensual y seguir tomando deuda como lo hace el Estado en manos del gobierno de Cambiemos. «Lo que originalmente se pensaba como un hecho temporario, cuando se firma el acuerdo con el FMI, se plantea que este dinero que el Fondo entrega iba a ser un puente de plata hasta volver a los mercados internacionales», cosa que no sucedió. Y no solo eso, sino que se llega a las elecciones con los mayores niveles de caída de la actividad, de tasas de intereses enormes y endeudamiento colectivo en décadas.

«Hay distintos análisis que dicen que no alcanzaría en lo más mínimo» las reservas netas que hoy tiene el BCRA luego de la liquidación de la venta de commodities, sobre todo «si hubiera un proceso de dolarización colectiva». Por eso distintos analistas económicas hablan de un dólar dual «que en el caso de que ganara Macri tendríamos un dólar estabilizado en $46, pero en el caso que ganara Alberto (Fernández), en unos $70 u $80». «El resultado de las PASO puede inducir el voto y no me extrañaría que en una primera vuelta tengas la resolución de la elección» expresó.

«De los 57.500 millones de dólares que entrega el FMI, el 90% se le entrega a Macri hasta diciembre de 2019 y el próximo gobierno solo va a tener 7 mil millones. Ahora, en qué se fue la plata del FMI: el 66% se fue para pagar deuda; y para bancar la fuga. Además,un 17% es la que está vendiendo el Tesoro para hacerse de pesos y pagar deuda en pesos o parte del déficit fiscal. El otro 17% está guardado en el BCRA esperando una corrida que no sabemos si va a pasar. En resumen, la conferencia de Sandleris fue un concierto de verdades parciales»

Escuchá la columna completa: