En un nuevo aniversario del inicio de la Guerra de Malvinas, hablamos con Ernesto Alonso, vice presidente del del Centro de Ex Combatiente de Islas Malvinas de La Plata CECIM: «Siguen intentando ocultar la violación a los Derechos Humanos cometidos en Malvinas», señaló.

«Como todos los años planteamos esta fecha como un ejercicio de la memoria» porque se ha tomado una resignificación ya que no se reivindica la decisión de la Dictadura Cívico Eclesiástico Militar de ir a la guerra «que ni siquiera había respetado la soberanía de nuestro pueblo». «También es un día en el cual siempre honramos a nuestros compañeros caídos» por lo que también hay un permanente reconocimiento «a todos aquellos que ofrecieron su vida y también estar muy presentes y acompañando a su familia».

«Nuestra organización está integrada por ex soldados conscriptos y civiles, no hay presencia de personal militar. Por los años 90 aparece el término Veteranos de Guerra, que es un término anglófano. Seguramente tendrán referencia de los movimientos Carapintada, alzamientos. Entonces aquellos que se alzaron contra la democracia con la bandera de Malvinas, pero que venían a condicionar esa democracia, que posteriormente obtuvieron las leyes de obediencia debida y punto final.  Y nadie acuerda con estos sectores, entonces cuando dicen son todos iguales, todos veteranos. Y nosotros no tenemos nada que ver con las Fuerzas Armadas de Galtieri, con aquellos que perpeturaron las peores violaciones a los Derechos Humanos»

Para el periodista, Malvinas no es un tema saldado y propone analizarlo «desde la cuestión Malvinas: nuestro territorio sigue siendo cercenado por una potencia neocolonial  militar que nos está robando los recursos naturales y el presente y el futuro de los argentinos, y las próximas generaciones». Por eso relaciona la cuestión Malvinas con lo que sucede en la actualidad «con estas políticas que van en retroceso de defensa del patrimonio nacional, de los intereses populares» y que lleva a la vulnerabilidad de distintos sectores de la sociedad.

En cuestión de soberanía, Alonso afirmó: «Estamos caminando en chancletas y para atrás» porque hay explotación de recursos. «No nos olvidemos del nefasto acuerdo firmado el 13 de septiembre del 2016, conocido como Foradori Duncan» que establece puntos de cooperación para “remover todos los obstáculos que limiten el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo pesca, navegación e hidrocarburos”.

Remarcó que si bien es un «comunicado conjunto» el texto dice claramente que hay 13 acuerdos: «A cambio de nada, vos no vas a ver ninguna letra en la cual Gran Bretaña empieza a cumplir con las resoluciones de Naciones Unidas que instan a las partes a sentarse a dialogar, y que además plantea que ninguna de las partes puede tomar acciones unilaterales» lo que sí hace ese país, explotando los recursos naturales.

«Es otro tema que vamos a tener que ver en algún momento cuando recuperemos un gobierno nacional y popular, esas estructuras de la Cancillería que están estos funcionario que estan formados en una política eurocéntrica en su formación ideológica» disparó.

Escuchá la entrevista completa: