A partir del accidente en Península de Valdés donde murieron dos personas, y retomando los recientes accidentes en Morón, Tucumán y Santa Rosa, Sobre la Hora dialogó con Marcelo Belelli, representante de ATE ANAC (Asociación Nacional de Aviación Civil) acerca del estado en que se encuentra el organismo de control y por qué suceden estos accidentes.

“Hay que analizarlo en el contexto” comentó y resaltó las declaraciones del gobierno que “viene planteando un concepto como idea de cómo política en materia de transporte aéreo, la revolución de los aviones como un objetivo”.

Afirmó que desde el organismo de control no pueden verificar que haya “un desarrollo aerocomercial, un desarrollo aeronáutico” que genere crecimiento y fuentes de trabajo. “El desarrollo no es un impedimento ni es una objeción, ahora, hay que discutir cómo se da es ese desarrollo y es ahí donde nosotros de alguna manera tenemos una visión crítica” expresó. Mientras desde el Ministerio de Transporte se anunció un crecimiento del 20% de operaciones aéreas y de pasajeros en el último año, “los organismos del Estado que tienen que ver con con el control aéreo no tuvieron un crecimiento en consonancia”.

El delegado de ATE-ANAC advirtió que los cuatro accidentes aéreos en el último mes demuestran que “la ANAC no tiene una política para detectar situaciones de riesgo y emplear controles para evitar situaciones de accidente, o sea cuatro accidentes en un mes no es algo normal”.

“La ANAC está hoy por hoy muy desarticulada y con una desinversión muy fuerte en materia de elementos de trabajo, de vehículos para hacer inspecciones, entonces al no haber control se da una desidia de volar de cualquier momento, de no estar en condiciones, y con situaciones que si bien requieren ser analizadas indudablemente están relacionadas con falencias humanas o de material de la aeronave” afirmó Belelli. Mientras crece la demanda aérea no crecen los controles, con lo cual “tenemos una situación de riesgo donde sí o sí tenemos que saltar nosotros en el organismo”.

“Lamentablemente nosotros como trabajadores, no nos queda otra cosa que salir a poner en agenda pública con el único interés de resguardar las operaciones aéreas, resguardar a los usuarios, resguardar a las compañías aéreas, entendiendo que nuestra responsabilidad como empleados públicos, como comunidad, cuál es el escenario actual que se plantea en en el transporte aerocomercial” afirmó.

Escuchá la entrevista completa: