Ante la propuesta del Gobierno para aumentar el salario, muy por debajo de la Canasta Básica Total, cercano a $32.000 que reclaman los gremios y los movimientos populares, en Sobre la Hora analizamos los datos con el Coordinador del Observatorio de la Deuda Social de la CTA Autónoma, Luis CamposCreo que pronosticar cuál va a ser la inflación de septiembre, es más difícil que ganarse el Quini 6” expresó.

Previo a las PASO, los datos de empleo de junio “no son tan malos” porque se registra un estancamiento en los despidos, aunque también en la creación de nuevos puestos. Esto era esperable por las medidas de alivio previo a las elecciones primarias, aunque “desde marzo del año pasado venimos en un declive furioso, se perdieron más de 180.000 puestos de trabajo” y “para encontrar un proceso parecido hay que remontarse al 2001/2002” remarcó.

Lamentablemente estamos en un escenario de inestabilidad muy grande, todo indica que deberían haber medidas drásticas este fin de semana” que son justamente las que esta gestión criticó, ya que hay “una corrida contra los depósitos en dólares” y tanto los grandes bancos como los pequeños ahorristas están llevándose los dólares del banco.

Si no hay medidas que le pongan freno a lo que pueden generar en la psicología colectiva si este tipo de situaciones se empiezan a repetir de forma masiva, hay un problema bastante más serio que implica un impacto, un desbarajuste sobre la totalidad de las variables económicas que pueden repercutir en la inflación que pueden repercutir en el ritmo de actividad, por eso me parece que agosto va a ser complicado en tema de salario, porque los salarios no le van a ganar a la inflación, y el mes de septiembre es una incógnita muy importante”

Campos abordó la reunión del Concejo del Salario donde participaron las Centrales Sindicales (que se pusieron de acuerdo en cuanto al número del Salario Mínimo=Canasta Básica) junto a los movimientos de la economía popular, donde el salario mínimo impacta directamente. “Con un salario por jornada completa una familia estuviera por encima de la línea de pobreza” es la consigna y lo que dicta la ley.

Sin embargo el gobierno y los empleadores “decían que era excesivo” y no lo aprobaron. “Todo se resolvió con un laudo del Ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, que ante la falta de acuerdo, lo fija unilateralmente el gobierno nacional” en $16.875 en tres cuotas, por lo cual no solo faltan dos meses, sino que con ese sueldo deben cubrir todas sus necesidades y esparcimiento.

Escuchá la columna completa: