A 20 años del inicio de los Juicios por la Verdad contra los genocidas de última dictadura cívico militar, Sobre la Hora conversó con el ex Juez Federal Carlos Rozanski, que declaró: “Los Juicios por la Verdad fueron realmente una luz al final del túnel, porque abrieron luego de décadas la posibilidad mínimamente de saber la verdad de lo que había ocurrido“.

El contexto es absolutamente decisivo cuando se habla de la posibilidad o no de que haya justicia” señaló el magistrado. Después de las  leyes de obediencia debida y punto final, “dos leyes brutales y vergonzosas”, que no permitían la investigación, la iniciativa de estos juicios fueron determinantes para ejercer el derecho a que se sepa lo ocurrido. .

El sentido de estos juicios era “escuchar a las víctimas, escuchar qué había pasado y empezar a comprender una vez más el trama que fue la dictadura genocida”. “Eso fue a mi entender el puntapié inicial de la etapa que terminó en cierto sentido al fin del 2015” afirmó.

Además fueron un estímulo para retomar las condenas a los genocidas: “significaba un avance, en cuanto a que aquella víctima y familiares que nunca habían sido escuchadas en un recinto judicial, en este momento eran escuchadas”. Si bien en un principio “no generaban la responsabilización de los genocidas”, destacó que fueron fundamentales para que la Justicia reconociera la nulidad de las leyes de impunidad, “que nos impidió durante décadas saber la verdad de lo que había pasado y a la vez juzgar a los responsables”.

“Y en todo esto está la vergüenza del Poder Judicial, porque tenemos que decirlo, no es ético no decirlo, el Poder Judicial ha acompañado los peores momentos de la Historia Argentina, entonces no responsabilizar aquel sector ultra reaccionario del Poder Judicial que convalidó los golpes de Estado, que convalidó las dictaduras, el genocidio, no sería ético. Y una vez que nos damos cuenta que hay que responsabilizarlos, validar el cambio que se gestó a partir de la inconstitucionalidad de las leyes y dar la posibilidad de juzgar y llevar al banquillo a los responsables de la barbarie”

También relató que, participando en jornadas sobre Derechos Humanos en Bangladesh, ha sido entrevistado y felicitado por su tarea como juez en los juicios que estudiantes de Derecho utilizan para estudiar y se emocionan. “Yo en lo personal lo que hice, fue lo que correspondía hacer desde una ética absolutamente coincidente con lo que marcan los convenios con los Derechos Humanos, que es lo que en este momento está renegando este gobierno” afirmó, y remarcó la curiosidad de que por hacer su trabajo “llama la atención al punto de que los emociona a los bengalíes”.

Cuando nosotros nos sorprendemos tanto porque se practica lo que significa la aplicación de los Derechos Humanos, significa que estamos muy mal, porque al día de hoy hemos hecho un retroceso tan increíble, que duele en el alma” concluyó.

Escuchá la entrevista completa: