El periodista Gabriel Pinto Montero analizó en Sobre la Hora el escenario que se vive por estas horas en Chile: «Estamos ante un movimiento transversal, de un corte ciudadano muy amplio«, afirmó.

Por un lado, los anuncios de Piñera «se basan en leyes que ya estaban archivadas en el Parlamento». Por otro, tanto el Frente Amplio como el Partido Comunista, «no están dispuestos a negociar con la administración de Piñera mientras él mantenga la decisión de emergencia en el país, y más aún con el toque de queda que está afectando importantes zonas de Chile desde hace cinco días«. A la vez, el movimiento ciudadano tampoco quiere negociar con los partidos clásicos.

Cuando estalla el movimiento es bastante trasversal, hay muchas demandas que están reunidas en un mismo cúmulo: las reformas a las AFP, la privatización de todos los servicios básicos, el acceso a la educación de carácter universal, ninguna de esas demandas ha sido mensionadas en este momento por la administración de Piñera. Y al mismo tiempo como son demandas de un corte ciudadano bastante amplio, no hay ningún sector político que hasta el momento haya generado una instancia de negociación o de tomar como propias las peticiones

Las demandas ciudadanas son amplias y vienen «desde la dictadura», e incluso van en contra de la dirigencia política y militar que viene desde el pinochetismo. «Pero hay una situación clara, que más o menos aúna a un criterio que es el FA y el PC, que hay una negociación que tiene que hacerse pero no en el estado actual» donde hay «terrorismo de Estado», represión, detenciones y hasta desapariciones.

Escuchá la entrevista completa: