El economista de Unidad Popular y ex- Diputado Nacional Claudio Lozano fue consultado por Sobre la Hora acerca del aumento del 5,5% a los jubilados luego de la combatida Reforma Previsional. “El cambio de fórmula para la reforma previsional fue directamente meter  la mano en los bolsillos de los jubilados” declaró.

Con la fórmula anterior, los jubilados deberían haber tenido un aumento del 14,7% sobre sus haberes, sin embargo, tuvieron un aumento del del 5,7 que en la mínima equivale a 13$ por día. “Prácticamente le quitó 10 puntos porcentuales de aumento” comentó Lozano, y que “con esto se consuma un nuevo cercenamiento del poder adquisitivo” ya que “lo que los jubilados ganaban en 2015, se disminuyó a partir de los aumentos y la inflación, en un 7%.”.

Una de las características del discurso cínico, es aquel discurso que se emite y al mismo tiempo que se dice, se niega” disparó el economista, aludiendo a las promesas de campaña y la reforma que se impuso pese a las protestas y el descontento general.

Lozano describió que ahora existen tres haberes mínimos. Uno equivale al 82% del salario mínimo vital y móvil que son 7790$, percibido solo por 2 millones de jubilados (de los 7 millones que hay en el país) con 30 años ininterrumpidos de aporte. El segundo es para quienes no tuvieron esa cantidad de años de aportes, a quienes no se les aplica la garantía del 82% móvil y cobran 7660$. Y por último, está el sistema de pensiones, que reciben 6281$. “Ya no tenemos un haber mínimo sino que tenemos tres, uno más mínimo que el otro” sentenció.

También explicó que para el aumento de julio se van a hacer las mediciones con los datos del trimestre de octubre a diciembre de 2017, lo que acarrea un problema de desactualización. “La única manera de que eso produzca un efecto positivo, es que la inflación tienda a bajar” advirtió Lozano ya que todos los datos disponibles pronostican que en el primer semestre del 2018 habrá un 12% de inflación, y que la inflación no bajaría “del 20, 21% anual”. De esta manera, para el ex diputado “esta fórmula lo único que hace es mantener la caída, no se recupera absolutamente nada”.

“Lo único que justificó el cambio de fórmula es que entre el proyecto de presupuesto 2018 que presentó el gobierno, y el pacto fiscal, se produjo un acuerdo con los gobernadores, entonces le sacaron al sistema previsional lo que recibia por el impuesto a las ganancias, para pasarlo a que forme parte de la masa de recursos co-participables” comentó Lozano. Por otro lado se le cedió al sistema previsional el financiamiento del Impuesto al cheque, aunque no es una suma importante.

Sin embargo, en todo el proceso el Anses “perdió 60 mil millones de pesos” sumados a los 40mil millones que ya readjudicados a las patronales con la reforma tributaria de 2017. “O sea 100 mil millones para 2018” aclaró Lozano, una cifra que tenía que ser compensada y que desde su punto de vista, “la única manera de resolver el tema, era metiéndole la mano a los jubilados por eso le sacaron 10pts”. El economista calificó la caída de las jubilaciones como un “asalto de los gobernadores y el gobierno nacional para garantizar el ajuste y afrontar el endeudamiento

Escuchá la nota completa