El coordinador del Instituto de Políticas Públicas Claudio Lozano explicó en Sobre la Hora por qué el gobierno pidió un nuevo préstamo al Fondo Monetario Internacional.

Para el economista, pedir un préstamo de esta envergadura “era el sello que faltaba para confirmar que estábamos tropezando por tercera vez con la misma piedra, la piedra que tuvimos en el marco de la dictadura, en la década de los 90, y ahora con este tipo de políticas que en términos conceptuales es exactamente igual“. Opinó que “el capítulo de cobrarle a los ricos para quebrar cuentas públicas siempre se le olvidan“, ya que la devaluación viene “con el natural impacto en precios y con la intención de buscar un cuadro recesivo”.

“El gobierno parece pegado a una experiencia histórica que simbólicamente está muy fuerte en la cabeza de todos los argentinos” dijo Lozano, y comentó que “luego de la definición de los tarifazos, (el gobierno) se encontró con una suerte de cuestionamientos sociales, jurídicos al tarifazo y también político parlamentario”. De esta manera, Lozano afirmó que “la corrida es parte de una estrategia de disciplinamiento para que discutamos que es el fondo o el colapso, y para que en ese marco nadie discuta los ejes de discusión” y que “lo único que hace es posponer la vuelta a una nueva crisis”. 

Lozano confirmó que después de la crisis del 2008, ni el FMI ni los sectores económicos resuelven los problemas sociales en el mundo. “Ahí en el contexto de un mundo que suben las tasas, comienza a haber una salida de capitales y desconfianza general” señaló y confirmó que en nuestro país, “de cada $10 que necesita, produce 6 nosotros 4 no los tiene” por lo que hay endeudamiento y por lo que están buscando resolverlo con urgencia.

Escuchá la entrevista completa: