En el día de hoy varios colectivos de la Comunidad Audiovisual se congregaron en las puertas del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales contra el ajuste, los despidos y la censura en el Cine. Sobre la Hora dialogó con Fernando Kirchmar, director e integrante de Documentalistas Argentinos (DOCA), que también forma parte del Consejo Asesor del Instituto.

“Hicimos una marcha a raíz de la reunión del Consejo Asesor del INCAA que iba a definir algunos cambios aun más restrictivos en el plan de Fomento” explicó Kirchmar, refiriéndose a una serie de medidas que “apuntan a profundizar un proceso que se viene dando que es ajustar en el Cine y con alguna pretensión de empezar a meter un cierto control ideológico sobre los contenidos”.

Denunció que estos cambios se comunicaron al Consejo Asesor con dos días de anticipación. Apuntó que el Consejo es “el único lugar donde hay expresiones populares dentro de lo que hoy es el co gobierno del INCAA”.

El Instituto fue creado a partir de una Ley 17.741 y su Fondo de Fomento a la Cinematografía Nacional proviene de un impuesto del 10% a las entradas de cine en general. Kirchmar remarcó que el 90% de lo que se exhibe es norteamericano, y el fondo es lo único que permite el funcionamiento y la competencia del Cine Nacional.

Hay muchas películas que sólo se hacen por amor al arte, por amor a que haya una mirada sobre determinados fenómenos, un poco más profundas que las porquerías que uno suele ver en televisión” expresó el director, y subrayó que los documentales nacionales “son películas que son una mirada profunda sobre distintas realidades, donde hay un tratamiento estético, un tratamiento de investigación”.

En febrero pidieron que se presente toda la facturación al Consejo Asesor (dos directores, dos productrores, un actor, un técnico y cinco delegados de las regiones provinciales), para controlar el presupuesto y designar los comité de selección de jurados.

Kirchmar explicó el escándalo de corrupción del ex gerente de Asuntos Internacionales Bernardo Bergeret, quien malversó 6.5 millones de pesos para folletos que no se hiceron. “Nosotros hacemos 12 documentales con ese dinero, por eso la indignación” destacó. “Hay que ser muy equilibrado y hay que tener mucho conocimiento en cómo se maneja la plata del INCAA, porque sino caés en esto, un tipo que fue gerente administrativo de radio Mitre, que no entiende nada de cine, fue a parar ahí y lo primero que hizo fue montarse un kiosko para afanar”.

Escuchá la entrevista completa: