Laureano Debat, periodista argentino que reside en Barcelona, habló en Sobre la Hora por las protestas que están teniendo lugar estos días para pedir la liberación de líderes independentistas: «El Movimiento Independentista tiene un arco de ideologías muy grande, hay líderes de izquierda y de la derecha»

En octubre de 2017 se celebró un referendum «a medias, porque no lo autorizaba el Estado español» por lo que hubo represión «en Barcelona y en toda Catalunya» a la que los catalanes respondieron de manera pacífica. «Ahora ha cambiado un poco la cosa» explicó el periodista, porque hay un «pequeño sector que no es tan pacífico».

A partir de ese referéndum hay una causa contra la plana mayor de la cúpula del gobierno de la Generalitat de Catalunya, de la comunidad autónoma catalana, y van presos, hay un juicio que dura muchos meses y que se conoció la sentencia el lunes en la mañana. Osciaron entre 9 y 13 años de prisión, algunos con más pena, otros con menos pena, y la reacción que estamos viendo ahora es a esa condena, a lo que consideran en Catalunya presos políticos de parte del Poder Judicial de España.

«Se esperaba que iba a ser una sentencia dura» para los líderes independentistas y una reacción popular a la misma. Los Mossos d’Esquadra, policía autónoma de Catalunya, cambiaron su papel: «En octubre del 2017 los Mossos no acataron la orden de la policía nacional, y el ejecutivo español y no impidieron que se celebrara el Referéndum, entonces fue cuando actuó la Policía Nacional» y reprimió a los catalanes. Además eran respetados por la población catalana.

Por esas fechas «estuvieron a punto de meter presos al director de los Mossos por el incumplimiento de la ley». Pero al cambiar la cúpula, los Mossos «sí accedieron a trabajar conjuntamente con la Policía Nacional Española» y a reprimir a los manifestantes

Se comenzaron a armar los CDR: Comité de Defensa de la República, que son los que organizaron prácticamente el referéndum. Son como pequeñas células, y tiene un nombre que aunque parece un nombre terrorista pero no tiene nada que ver con eso: hay familias, hay gente grande, es muy amplio el espectro. Y ahí están todos los movimientos políticos y gente independiente, y esos son los que salieron a las manifestaciones. Es todo muy espontáneo: lanzan un hashtag que se decide en el Comité y la gente va y acude en masa de alguna manera. El lunes por ejemplo decidieron tomar el aeropuerto de Barcelona, una de las dos terminales que hay como para que la noticia sobre la protesta llegara al mundo.

Escuchá la entrevista completa: