Tras el anuncio del Gobierno de subsidios del ANSES para compensar a los deudores de créditos, hablamos con Claudia Pilo, del Colectivo de Hipotecados UVA Autoconvocados, quién fue muy crítica con el Ejecutivo por la forma en la que se promocionó el acceso al plan. “Es una estafa para la clase trabajadora“, señaló.

“No tenemos espectativas con respecto a los anuncios” porque lo que se conoce de la noticia de ayer es un paliativo que abarca los meses desde octubre de 2018 hasta diciembre de este año, “y que sería que cubra la diferencia de UVA y coeficiencia de variación salarial más un 10%”, que según los cálculos de los autoconvocados, no llega a cubrir un 0,5% del crédito. “Prácticamente se bajan $200, $300 la cuota que serán, dos kilos de pan” denunció.

“Estas medidas que se anuncian hoy, que todavía no son medidas, son trascendidos, no tocan el problema de fondo, que tenemos las familias hipotecadas, que es el sobre-endeudamiento”

Explicó que muchos de los que sacaron créditos UVA están debiendo casi el doble de lo que sacaron, porque “el UVA es la inflación”, que en 2018 fue de un 48% y ahora está llegando a esta altura del año a un 19%, por lo tanto la cuota como el capital adeudado aumentó en igual medida, casi un 70% “Es una cuasi moneda que está atada a la inflación” explicó, que mientras más pagan, también más deben.

“Vos no podés dar un crédito atado a la inflación para una política pública de vivienda. Esto fue una publicidad totalmente engañosa que dio gobierno, porque estos créditos fueron muy promocionados por el gobierno cuando se decía que la inflación para 2018 iba a ser de un 18% +-2; y para el 2019 de un dígito. Y en ese contexto hay que tener en cuenta que cuando una persona tiene la posibilidad de acceder a su vivienda, cuando alquilaste, en mi caso alquilé durante 30 años, ves la posibilidad, y claramente tomás el crédito porque no sabés en qué momento lo vas a poder hacer”

Además de estos créditos, los deudores UVA tienen los mismos problemas que presentan las personas en el contexto de crisis, entre pérdidas de trabajo, deudas con tarjetas de créditos, con terceros, entre otras cosas. “Lo último que dejás de pagar es tu casa, porque estos montos están firmados de manera tal que si a los tres meses no pagás, te empiezan a llegar las cartas documentos de los bancos, como sabemos que hay casos, donde te intiman a pagar la cuota” al mismo tiempo que se sabe que hay personas que ponen en venta la misma casa que construyeron para saldar la deuda con el banco.

“Lo mires por donde lo mires es una estafa para la clase trabajadora, que la única forma que tiene de acceso a la vivienda, del derecho a la vivienda, es a través del crédito hipotecario” subrayó, y resaltó: “Esto no ataca el problema de fondo que tenemos los hipotecados, y es un paliativo, claramente una medida electoralista”.

Escuchá la entrevista completa: