La Ministra de Seguridad Patricia Bullrich tildó de “clan de mafiosos” a los gitanos tras la detención de los presuntos asesinos de Héctor Olivares y su asesor, Miguel Yadón. Sobre la Hora consultó a la referente de la comunidad Aline Miklos, quien consideró que “los daños que causaron los dichos de la funcionaria fueron muy graves” y prometió que “van a responder a ellos“.

La activista remarcó que lo que unifica a la comunidad es su origen: “Todos estos grupos vinieron de India en el Siglo XI y hay muchas hipótesis”, como que fueron tomados por esclavos por el Imperio Turco-Otomano y de allí “se fueron desparramando por el mundo“. Hay comunidades en toda Europa y en cada lugar tiene sus particularidades. La discriminación comenzó con los sentimientos nacionalistas en los distintos países, “porque la gente siempre los consideró extranjeros”.

“En realidad, lo que uno ve en las películas visibilizó lo que es el gitano pero también visibilizó un estereotipo de gitano: el que roba, el que toma más. Y es algo muy grave”

Los estereotipos sobre los gitanos, sobre todo en América Latina, tienen consecuencias muy graves. “Patricia Bullrich, que no sabe nada sobre gitanos, que no sé de dónde se basó” hizo declaraciones terribles: “es horrible eso, como una persona que es parte del Gobierno no puede decir esas cosas, entonces empieza a hablar de mafias, de los gitanos, y crimen de sangre, y acusar a todos los gitanos de Argentina” denunció. “Somos personas que trabajamos, que estudiamos, que tenemos una vida” resaltó.

También apuntó que en Brasil, su país natal, hay también una doble estigmatización: “o el gitano es ladrón, vagabundo, no quiere trabajar; o el gitano es dueño de la libertad, es nómade y es el que se ocupa del amor”. De esta manera, “la gente nunca se preocupa realmente en conocer lo que son las culturas gitanas“.

“En Argentina en 2008 tuve una investigación que preguntaban a los alumnos de la secundaria, y fue preguntando sobre los grupos, y descubrieron que el grupo más rechazados entre ellos, eran los gitanos. Pero estos alumnos nunca tuvieron contactos con gitanos. Entonces lo que causa y crea el estereotipo y el prejuicio no es el contacto con una cultura distinta, es justo todos estos mitos, estas leyendas, y todo lo que sostiene estas leyendas”

“Algunos gitanos internacionales se pronunciaron” comentó Miklos, sin embargo, resaltó que a diferencia de otras comunidades “no somos tan organizados, son organizaciones que recién empezaron”. En Argentina, la falta de organización se debe en primer lugar a un bajo de nivel de escolaridad.

Escuchá la entrevista completa: