En el Día de los Derechos de las Personas con Discapacidades, Sobre la Hora conversó con Varina Suleiman, abogada de la Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad REDI:El Estado Argentino incumple de manera increíble y con un trato verdaderamente inhumano” resaltó

“Estamos en una regresión porque el modelo de discapacidad que reglamenta la Convención de Naciones Unidas y que Argentina suscribió es un modelo social, por lo tanto en un modelo de economía liberal donde el Estado se retira y no participa claramente el modelo social es incongruencia” afirmó la abogada.

“Lo que hay que entender es que las personas con discapacidad tienen una diversidad funcional: funcionan de una manera diferente. Pero ese funcionamiento le produce la discapacidad porque la sociedad está hecha para algo masiva, el capitalismo te prepara para una producción en serie y para un consumo masivo. Entonces todo aquello que tiene alguna singularidad va quedando segregado

Como la discapacidad es un espacio de muchas heterogeneidades, es difícil determinar cuáles son las personas más vulneradas, aunque en opinión de la abogada son las que tienen afectaciones de salud mental: “Porque están en un contexto de encierro, sin posibilidad de recibir pensiones, con lazos sociales cortados, son conocidos los casos de maltratos y muerte y son los más invisibilizados”.

Si bien Argentina está suscripta a la legislación internacional, Suleiman remarcó que “nunca adaptó su marco normativo interno” por lo que los operadores del Estado no los implementan: “te dicen que no está en la letra chica”. “El tema clásico es el de las pensiones: la Convención dice que hay derecho a la protección social y a la vida autónoma pero las pensiones se siguen regulando en Argentina por un decreto de la época de Menem” que tiene un concepto diferente.

Con respecto a la quita de pensiones, la REDI lleva una causa, judicializada y apelada por el Estado, en espera de la resolución en la Cámara. Algunas pensiones están siendo pagadas por medidas cautelares. El Estado nunca, por más que así lo anunció Stanley, nunca reconoció el derecho de estas pensiones: ellos dijeron que había sido un error de los micrófonos para afuera, pero de la causa para adentro siempre apelaron todas las resoluciones” comentó. Y por otro lado, hay demoras de dos o tres años para personas que están tramitando las pensiones por discapacidad.

“El Estado Nacional tiene que cumplir con un 4% de su planta de la permanente y de la transitoria y no lo cumple, ni en un 1% (de acceso al trabajo). Entonces la situación es que la persona con discapacidad no tiene el acceso al empleo y por otro lado no tiene la pensión. Entonces es un abandono, es perverso. Nosotros siempre decimos que el 3 de diciembre es el día para hacer lugar y promover la toma de conciencia sobre estos derechos: no hay mucho para celebrar, pero sí hay mucho para difundir y para hacer tomar conciencia

También explicó que hay empresas que contratan personas con discapacidad pero que suelen ser las que tienen un criterio de responsabilidad social, “pero son muy pocas”. Y por otro lado, al no haber una real integración en el mercado laboral, “terminan en micro emprendimientos” relacionados a la cocina o a los servicios, “pero el trabajo es como si fuera un ghetto”.

Escuchá la entrevista completa: