Tras la dramática suba del dólar post elecciones, en Sobre la Hora dialogamos con nuestro economista Alejandro López Mieres, para analizar la devaluación del Peso y las consecuencias: “Estamos pagando las consecuencias de las políticas públicas del Gobierno de Macri”.

Excluyendo la hiperinflación del ’89, “creo que no recuerdo un día que hayamos tenido las bajas medidas en dólares en las empresas argentinas en el exterior que tuvimos hoy” donde, con la devaluación, muchas empresas pasaron a valer la mitad de lo que valían el viernes, comentó.

Afirmó que a partir de ahora el dólar no aumenta, en primer por la restricción de la base monetaria a partir de los acuerdos con el FMI: “el BCRA tiene instrumentos para poderlo controlar y aún así se le fue de las manos“. Y remarcó: “los títulos públicos argentinos cayeron entre el 30 y el 35%, y quedaron en valores como ya asumiendo una re-estructuración de la deuda, y no una livianita sino una reestructuración profundamente agresiva“.

“Yo puedo entender una chicana del Presidente en campaña, en un contexto de cierta tranquilidad. Pero haber dicho lo que dijo en un contexto de un país que se está incendiando, cuyas empresas valen la mitad de lo que valían el viernes; esto sin duda va a impactar en la inflación; donde los índices de pobrezas que ya son amplísimos se van a amplificar; le echa la culpa a la oposición pero no a la oposición, sino al pueblo argentino por haber votado como votó. Se lava las manos respecto a la responsabilidad de esta mega devaluación y de esta caída patrimonial de su propio gobierno

Los sectores empresariales nacionales, y que lo apoyaron tanto en las medidas económicas como en campaña, “debe estar bastante caliente fundamentalmente porque lo que esperaban no era que tirar hoy nafta encima del fuego, sino que tirara algún centro” para evaluar una transición que no afecte tanto los números de la economía. “Hizo exactamente lo contrario, con un nivel de irresponsabilidad política, que se va a ver en el corazón de la misma alianza que ganó” resaltó.

“Esto puede ser que sea un mensaje del sistema financiero internacional en tanto disciplinamiento, pero a mi me parece que esto es tan violento, tan fuerte, pocas veces yo vi números de esta naturaleza. Los bonos argentinos valen como si ya fuera un hecho su reestructuración. Pareciera que el trabajo sucio ya está hecho. Ahora, ¿qué le falta a Macri para hacer más daño del que hizo? ¿qué se hace con las reservas del BCRA? ¿se rematan para contener el tipo de cambio que se dispara; con el costo inflacionario que eso va a tener, o se guardan las reservas para que el próximo gobierno tenga algún grado de libertad en las políticas que quiere aplicar? ¿o se las remata todas ahora como hizo Sturzenegger en el 2018?”

El economista del IPyPP afirmó que tanto el FMI como el propio gobierno deberían reunirse con Alberto Fernández. Y subrayó que más allá de la responsabilidad de Macri durante toda su gestión, lo de ayer “se tiene que cargar encima pase lo que pase”: “A mi me parece que no se puede jugar con fuego cuando el pueblo se está incendiando, coon índices de pobreza del 38%, y la mitad de la sociedad argentina está en condiciones de vulnerabilidad”.

“Lo de hoy es absolutamente inentendible” y ni siquiera lo esperaban los sectores que apoyan al gobierno. “Es una tendencia suicida, en el orden de ‘si me muero yo, mato a todos’; o hay otra lectura política de decir ‘yo la quiero seguir peleando aunque haya perdido porque no le quiero dar los dos tercios de control de las Cámaras en octubre” reflexionó López Mieres en Sobre la Hora.

Escuchá la columna completa: