Celeste Avogadro, referente de Unidad Popular en Mendoza, pasó por el aire de Sobre la Hora para hablar de la modificación de la Ley 7722, que permitirá la explotación minera con sustancias químicas y la utilización de millones de litros de agua, en medio de la crisis hídrica más grande de la región.

«Es una ley que se ganó por voluntad popular, quizá la Ley más popular que tuvo Mendoza en los últimos 12 años» y planteaba la prohibición de la explotación minera a cielo abierto con sustancias tóxicas. «Esta ley se ganó en la calle, con organizaciones, con vecinos, con vecinas, con asambleas» en distintas poblaciones de Mendoza, y es «fruto de mucha lucha hace 12 años y nos ha protegido y ha protegido nuestra agua».

Fruto de la crisis económica a la que el gobierno de Macri nos llevó y las decisiones del anterior gobernador Alfredo Cornejo, hoy diputado nacional, y del actual gobernador, Rodolfo Suárez, es que se venía planteando fuerte el tema de que había que cambiar la matriz productiva de la provincia (ellos lo venían planteando), que tenía que ver con el desarrollo de la megaminería en la provincia

La modificación implica el levantamiento de la prohibición, y que se pueda utilizar cianuro, ácido sulfúrico, mercurio «y otras sustancias aún más terribles porque son volátiles». Por otra parte, Avogadro remarcó: «La crisis hídrica afecta a todo el país, pero en Mendoza en particular es gravísima, hoy estamos pasando la peor crisis hídrica en 25 años», mientras que la megaminería utilizará «miles y millones de litros de agua que utiliza a diario para separar al metal de la roca«.

No hay que ir muy lejos para ver los desastres que genera la megaminería en el ambiente y en la salud. Un ejemplo es Jáchal, San Juan, donde hace cuatro años la Barrick Gold tuvo un importante derrame de aguas servidas (y sigue derramando ocasionalmente) y se confirmaron cinco ríos contaminados, con químicos y metales separados. Allí, «se ha aumentado en 300% los casos de cáncer infantil por ejemplo» comentó la referente de Unidad Popular.

Las organizaciones sociales, ambientales, civiles, sindicales, «nos pusimos en estado de alerta permantente» hace tres meses, sin embargo fueron desoídos y avanzaron contra la ley. «Hoy tristemente en la mañana, tristemente, en una sesión express, senadores con 29 votos a favor y 7 en contra, y diputados, con solamente 3 votos en contra, aprobaron casi por unanimidad la modificación», mientras más de 3000 personas se manifestaban frente a la Legislatura.

Tenemos la Pastoral Social, el Arzobispado de Mendoza, la Cámara de Comercio, la UNCuyo, el CONICET y tantas otras organizaciones y organismos planteando que no se puede modificar la Ley y ellos han pasado por sobre la decisión de todo el pueblo, y en discusiones express y hoy la modificaron. Lo más grave de todo es que modificaron el artículo que protegía a cada uno de nosotros que es el que prohibe el uso de sustancias tóxicas

Además, acusó «un acuerdo entre el peronismo y el radicalismo para modificar la ley». «Los únicos que tenían la capacidad de frenarlos, que es el peronismo, expresado en la referencia de Anabel Fernández Sagasti, dio una conferencia de prensa donde planteó que iba a acompañar, que iban a hacer unas modificaciones que tenían que ver con el control ambiental» pero a los dos días, indicaron: «no nos da la fuerza ni las condiciones técnicas».

Escuchá la entrevista completa: