Sobre la Hora conversó con el director del Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma, Luis Campos, por el lanzamiento del informe sobre la caída del Salario Mínimo, Vital y Movil que “viene siendo una de las dimensiones en las cuales el ajuste se está plasmando con mayor fuerza”.

“Cayó en 2018 un promedio del 11% en comparación con el año anterior. Esta caída profundizó un deterioro iniciado en el año 2012” detalló. Los $11.500 del SMVYM base deberían servir para satisfacer las necesidades básicas, sin embargo la Canasta Básica del Indec ronda los $25.000. Además, existe la Canasta de Consumos Mínimos elaborado por la Junta Interna de Ate Indec, “que está por encima de los $33 mil pesos” y que representa otros gastos importantes.

 “Todo parecería indicar que si no hay grandes modificaciones, el primer semestre ya está jugado, porque todavía hay algunos incrementos pendientes de la negociación del año pasado. Para el mes de junio se va a llegar $12.500 y todo indica que al ritmo que avanza la inflación en estos meses, 2,3% en enero, se está hablando de alrededor del 3,5% en febrero, el SMVYM va a seguir perdiendo valor en términos reales”

Campos explicó que este salario es la base, y si está bajo “tira todo para abajo“. Además tiene impacto directo sobre los docentes, cuyo Salario Mínimo debe tener un 20% de brecha con el SMVYM; y sobre los trabajadores de la economía popular que cobran el Salario Social Complementario y que es la mitad del SMVYM, “que en estos grupos de trabajadores y trabajadoras estamos hablando de alimentos”.

Escuchá la entrevista completa: