Tras la denuncia de “persecuciones políticas” por parte del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma (Soeail) por los despidos de 50 trabajadores de la empresa de Blaquier, en Sobre la Hora hablamos con el Secretario General, Rafael Vargas.

«En el año 2017 luego de una medida de fuerza bastante dura, de 24 días de paro, una de las primeras represiones que tuvo la empresa fue darle de baja a 30 compañeros» y de allí en adelante han despedido y perseguido trabajadores «a cuentagotas».

En estos casos cuando son de manera masiva se nota mucho más la persecusión, cuando los sectores de trabajo donde son dados de baja traen trabajadores de otra actividad, como son los compañeros de la fruta, y eso también nos pone a nosotros contra las cuerdas, porque queda muy en evidencia que lo que en realidad están haciendo es ir aplicando en esta última parte que le queda al gobierno de Macri, la posibilidad de ir sacándose a los compañeros que han estado en esta batalla tan dura, y que ha significado pelearnos ni más ni menos que con Ledesma.

Durante el gobierno anterior, los azucareros llevaron adelante otras luchas, como el aumento salarial y la mejora de las condiciones de trabajo, y las patronales «nunca se habían animado a dejar a los trabajadores en la calle». «Con este gobierno de Macri es como que le dieron carta blanca, y si a eso le sumamos la participación de Gerardo Morales acá en Jujuy teniendo la disposición del Ministerio de Trabajo, la fuerza policial y el poder ejecutivo, es un combo bastante grande» subrayó.

Escuchá la entrevista completa: