Isabel Rauber, Doctora en Filosofía y analista internacional, conversó en Sobre la Hora acerca de las elecciones en Colombia, donde Iván Duque del Centro Democrático resultó ganador pero debe competir en una segunda vuelta con Gustavo Petro, un ex guerrillero del partido Humanista.

La disyuntiva es entre el polo del uribismo, del guerrerismo, además que va a fortalecer la entrada de Colombia en la OTAN, o un polo que abra las puertas a un debate con los sectores del pueblo” expresó la filósofa.

Rauber entrevistó al periodista Luis Ignacio Sandoval Moreno que afirmó: “Es un resultado inédito, se ha logrado conformar una fuerza, una presencia muy fuerte ciudadana en todo el país y un liderazgo que logra articular lo que todo el tiempo estaba disperso” , ya que los partidos del progresismo nunca habían obtenido una votación tan grande de casi 5 millones de habitantes. “Estamos en una gran satisfacción, una gran esperanza y muchísimo trabajo para seguir sumando” afirmó.

Sandoval Moreno explicó que las fuerzas de izquierda o progresistas que quieren la paz no se unen por tener “mucho recelo”. “Todo ese conjunto que es tan rico de iniciativas, de prácticas, de proyección de país, etc. No cuenta con la confianza del sector liberal, y los liberales no cuentan con la confianza de la izquierda” detalló.

Es posible que se siga aumentando la participación” afirmó el periodista, ya que votaron 19 millones de colombianos de 36 millones en el padrón, una de las elecciones con mayor participación. La distancia entre Petro y Duque es 14%, o sea unos dos millones de votos, por lo que Petro necesitaría duplicar sus votos para ganar.

Para lograrlo “él está ofreciendo tener entendimientos políticos en base a lo que él llama ‘acuerdos sobre lo fundamental’” comentó Sandoval Moreno en referencia a los entendimientos programáticos de representatividad y gobernabilidad que lleva adelante el referente del Partido Humanista. La negociación es en dos niveles: el primero de largo plazo para el desarrollo de la paz y la transformación de la economía colombiana; el segundo el llamado a todos los sectores que buscan la paz y el desarrollo de la economía productiva, para democratizarla.

Con respecto al rol de los medios de comunicación, el periodista expresó que se puso en marcha “un pulso de maquinaria y opinión” donde gana la opinión. “Es como David y Goliat: Goliat esel candidato tradicionalista, Duque; y Petro es una especie de David con su honda sensilla, pero muy acertada, que genera entusiasmo, que genera comprensión, que sintoniza mucho con la gente” explicó y celebró que los movimientos sociales entraron a la arena política.

Escuchá la columna completa: