El abogado laboralista Matías Cremonte explicó en Sobre la Hora el fallo de la Corte Suprema de Justicia en favor del Hospital Alemán, que resolvió que un monotributista que presta servicios para una empresa no puede ser considerado como un trabajador en relación de dependencia. Para Cremonte, la situación del médico “tiene que ver con una forma que se utiliza para disfrazar la realidad que es una relación de dependencia“.

“La diferencia que tiene el derecho del trabajo con todas las otras ramas del derecho es que no presupone que hay dos partes que son iguales, sino que presupone que une más débil el trabajador frente al empresario y está especialmente protegidos la Corte” explicó el abogado. La resolución sienta una peligrosa jurisprudencia al reconocer los mismos derechos entre la parte prestadora y la parte contratante ya que “tienen un contrato de dotación de servicio, es un contrato del derecho civil donde las partes son igual es justamente y no hay protección especial para ninguna de las parte” detalló. 

Resaltó que el doctor iba a trabajar como cualquier médico en relación de dependencia, con la particularidad de que el contrato era a través de un monotributo. “Tener un contrato de dotación de servicio, qué facturaba, que cobraba determinadas sumas en relación a la cantidad de pacientes que atendía, todo eso tiene que ver con una forma que se utiliza para disfrazar la realidad que es una relación de dependencia” afirmó Cremonte, y resaltó que en el derecho lo que se debe hacer es “correr el velo” ya que en principio debe haber “primacía del realidad, no importa lo que las partes firmaron, no importa la verdad formal, sino lo que importa es la verdad real”. 

“La Corte es un órgano político, pero esta no es una apreciación, es uno de los tres poderes del Estado y la Corte es la cabeza de ese poder” afirmó y resaltó la que el fallo expresa una decisión política en el marco de la discusión de la reforma laboral. “Aplicó una cosa muy puntual, que es un reglamento que tienen los médicos en el Hospital Alemán” dijo el abogado y destaco que eso “sólo rige en ese lugar y que no podríamos decir tan tajamente que esto va a puede ser replicado por todos los juicios”. 

Además entran en tensión el 35% de los trabajadores del país que trabajan de esta manera, lo que permite a los empleadores ahorrarse la carga social de los costos laborales que implican un 20% más del salario y que es una forma de contratación ◊n proyecto de ley que está anunciado para legalizarlo” lo que facilitará que “no tengan consecuencias por toda la ilegalidad en la que estuvieron, ni tampoco tengan obligación de resarcir a los trabajadores que mantuvieron en la ilegalidad”.

“El propio Macri dijo en un momento que los jueces tienen que aprender que los que tienen que fallar para los dos lados no sólo para uno, ignorando el sentido de la justicia del trabajo que es proteger a los trabajadores a esa parte más débil” recordó el abogado laboralista.

Escuchá la entrevista completa: