A raíz del escándalo de la utilización de datos de Facebook por la empresa Cambridge Analytica para dirigir las propagandas políticas de Estados Unidos, Sobre la Hora conversó con el docente, periodista y autor del libro “Tensión en la red” Esteban Magnani acerca de los algoritmos que utiliza Internet para hacer llegar las publicidades a las personas. 

Dijo que a Facebook “No se le cayó la careta porque sus negocios son los datos, los vende de distintas maneras sobre todo para gente que quiere hacer publicidad y vender sus productos”. Estos mismos los consigue a partir de toda la información que los usuarios ponen en la red, por lo que las empresas “nos conocen en detalle”. Sin embargo, para el especialista “se llegó otra escala”porque el caso reveló que el problema no es por la venta de productos, sino por la venta de candidatos y campañas políticas.

La publicidad en las redes sociales está dirigida al interés de las personas de una zona, rango etario, con distintos consumos. “Cambridge Analytica, por medio de una de estas aplicaciones que nosotros nos parecen muy divertidas, que analiza nuestra personalidad, nuestra digitalife” accede a “todos los datos que pusimos en Facebook alguna vez, y no sólo nos nuestros si no todos los datos de nuestros amigos a los que nosotros tenemos acceso” detalló Magnani.

Así fue como la consultora construyó perfiles de 50 millones de personas en Estados Unidos, “y con eso pudo armar perfiles muy específicos de qué características tenía cada persona para poder dirigirle mensaje puntuales mensajes” clarificó.

“Se supone que no se puede hablar en las carreras de comunicación de manipulación en los últimos años” advirtió, y que excluyendo las respuestas individuales, “en los grandes números vos podés ir modificando tu mensaje y por prueba y error hasta llegar el mensaje que es más efectivo, esa efectividad puede ser del 70, 80, 90,  o 40% pero vos podés elegir tunear tu mensaje de la mejor forma es decir” precisó.

Magnani expresó que la empresa Cambridge Analítica y otras consultoras en Argentina, “sabe quiénes son los que nunca van a votar por vos” pero que “incluso esa gente vos lo que puedes hacer es tratar de evitar que vote”. “Es todo una batería de herramientas, incluso en un informe de Channel 4 del Reino Unido muy bueno, que le hicieron cámaras ocultas estas donde los tipos revelan las cosas que hacen, que van muchísimo más allá de una campaña de comunicación de los ideales de un candidato”.

Lo cierto es que el ciberespacio es un espacio más de disputa de la agenda política, de la construcción de relatos de lecturas sobre La Realidad” dijo el docente y explicó que mucha gente no está preparada “para ver eso”. “La sociedad Argentina ha crecido ha aprendido a saber que lo que dicen los diarios y la televisión no es necesariamente la verdad”.

Pero las redes sociales “se disfrazan detrás de la idea de qué es lo que piensa la gente” por lo que muchas empresas utilizan ese prejuicio, con un “arsenal de bot, trolls y todas las herramientas de big data” para “tirar mensajes a ver cuáles son las que prenden y generan una bola de nieve ya no solo con los trolls, sino que empiezan a penetrar en la sociedad”.

“El tráfico de los celulares está concentrado en Facebook, Instagram, Messenger y WhatsApp y son todas empresa de Facebook, la gran mayoría cuando el flujo de los datos pasa a través de una sola empresa” explicó, por lo que cada dato le da poder a la empresa. “Tanto poder que el mismo Zuckerberg, como desesperado, estuvo diciendo que monstruo que construí, se me fue de control, es la historia de Frankenstein una vez más”.

Escuchá la nota completa: