A raíz de la orden ejecutiva de Donald Trump para revertir una medida que había separado a más de 2000 niños migrantes de sus padres, Sobre la Hora consultó al secretario de Relaciones Internacionales de la CTA Coordinador del Foro por los Derechos de la Niñez, la Adolescencia y la Juventud CTA Autónoma Adolfo Aguirre, que declaró que “la política que está llevando adelante de Donald Trump es indignante”.

Expresó que con esas medidas, “genera una situación totalmente regresiva lo que se ha avanzado en materia internacional en los derechos de la niñez”, que funcionan como ofensiva y chantaje para que avance el pedido de construir un muro de “25000 millones de dólares” en la frontera con México.

“Ya hay mucho ruido en Estados Unidos” comentó el especialista, porque “hay muchos gobernadores que han decidido, como forma de protesta retirar las tropas de la guardia Nacional de fronteras”. Aguirre afirmó que hay una disputa favorable que intenta “poner freno a esta locura”.

También explicó que el peligro para América Latina y el mundo existe en tanto hay gobiernos que copian el modelo migratorio estadounidense: “Argentina con Macri modificando por decreto una legislación que era muy de avanzada en política de migraciones” ejemplificó.  “El nivel de desplazamiento que está viendo en el mundo tanto sea por guerras, por cuestiones también de la búsqueda de una subsistencia digna” remarcó y comentó la situación en Italia donde autorizaron el desembarco de refugiados “y que se tuvieron que trasladar hacia otro país país ha generado mucho ruido en la Unión Europea”.

Aguirre comentó que esde la CTA-A y desde el Foro por la Niñez van a enviar una Carta de Indignación a la Embajada de Estados Unidos “porque me parece que son ensayos que apuntan a chantajear” al Congreso para que se apruebe la realización del muro. “La perspectiva es que es una alarma, que tenemos que darle discusión a nivel global y en ese sentido me parece que no puede ser un tema solamente de Estados Unidos México y Canadá por un tratado de libre comercio, sino que tiene que ser un tema de para dónde van los derechos en un mundo globalizado” destacó.