“Fue un atentado a toda la organización por lo que venimos haciendo”

La dirigente Julia Rosales, presidenta de la Corriente Clasista y Combativa de la Capital Federal y miembro de la Mesa Nacional de Desocupados de la corriente sufrió un grave atentado: recibió tres tiros por un motoquero a metros de llegar a su casa a quemaropa y debió ser internada.

El hecho ocurrió el lunes, en el partido de Vicente López, y el miércoles se realizó una movilización al Ministerio de Seguridad.

Al respecto, Sobre La Hora dialogó con César García, integrante de la CCC, quien señaló que “se dio en un contexto de unidad de organizaciones sociales, llamada Los Cayetanos, que han puesto sobre la mesa el tema del hambre; y no sólo eso, sino también de unidad con la clase obrera, con la CGT, lo que marcó un antes y un después en relación con pararle la mano al Gobierno de Macri y la flexibilización laboral que quiere imponer”.

Asimismo, relacionó este caso con la desaparición forzada de Santiago Maldonado y los hallanamientos en diversos espacios en la provincia de Córdoba.

“Fue un atentado a toda la organización por lo que venimos haciendo”, aseguró García.

Consultado acerca de la respuesta por parte del Ministerio de Seguridad, contó: “Nos recibió el Viceministro de Seguridad Gerardo Milman” y agregó que “se pusieron a disposición pero nos dijeron que nosotros hagamos el trabajo que debería hacer ellos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *