En Sobre la Hora hablamos sobre el desempeño y la experiencia de la Selección en el Mundial Femenino de Francia con la entrenadora y fundadora de la escuelita de fútbol “Las Fulbitas”, Carolina Lebermann. “Ese mismo día que clasificaron en Panamá decidimos ir a verlas al mundial, porque la verdad que la lucha que dieron fue muy grande”comentó.

“Fue increíble lo que hicieron las chicas, lo que están dejando tanto como enseñanza de toda la lucha, de haber llegado allá sin las mínimas condiciones de entrenamiento, como lo que hicieron en la cancha que son los primeros dos puntos que obtuvieron en los mundiales en la historia. Hace 12 años que no clasificaban, en los mundiales de 2003 y 2007 jugamos  perdimos todos los partidos”

Rescató que en el último partido con Inglaterra en el último mundial “habíamos perdido 6-1 y este último mundial terminó en un 1-0 con una defensa impecable de Argentina”; mientras que el partido con Japón que había sido campeonas en 2011 y subcampeonas en 2015 “y nosotras ni siquiera habíamos clasificado en esos mundiales, entonces haber terminado 0-0 fue una sorpresa para todos”.

Selección Argentina de fútbol femenino en la Copa América. Chile, 2018.

Ellas estuvieron dos años sin entrenar, estaban sin cobrar los viáticos, fue la famosa foto haciendo el gesto del Topo Gigio allá en Chile en la Copa América para que las escuchen” además de la militancia feminista por la profesionalización del fútbol femenino. Lebermann denunció que “es un primer paso todavía muy insuficiente” el que dio la AFA, porque solo se destinan $120.000 para ocho clubes de CABA “cuando los planteles son de más de 25 chicas por equipos; y que corresponden a la ‘C’ masculina de $15.000 para cada una”.

Entre las revindicaciones que falta, la entrenadora destacó la necesidad de inferiores femeninas en los clubes y un torneo oficial de la AFA para las mismas. “Nosotras estamos muy contentas de que se empiece a visibilizar el fútbol femenino, tratamos todo el tiempo de generar referentes mujeres para que las chicas chiquititas (tenemos nenas desde cuatro años en la escuelita) puedan crecer viendo futbolistas mujeres” remarcó.

La fundadora de ‘Las Fulbitas’ también disparó que la falta de entrenamiento “es una decisión política” que se ha revertido por la propia militancia de las jugadoras, que hicieron paro de actividades por no cobrar viáticos y giras por EEUU y Australia.

“La mayoría de ellas labura de otras cosas. Vanina Correa que se hizo muy conocida por atajarle el penal a la inglesa, es madre y trabaja en la municipalidad de Santa Fe de administrativa. Y trabajan como cualquiera de nosotras. las pibas de la UAI también laburan en la Universidad, o de limpieza o de administrativas o en el negocio de ropa de la UAI, y tienen que laburar para sobrevivir. Y si vos lo pensás son muy diferentes a las del masculino que tienen el privilegio de vivir de esto y que debería ser un derecho para todas el poder jugar profesionalmente“.

Escuchá la entrevista completa: