En el Centenario de la Reforma Universitaria, Sobre la Hora conversó con Gabriela Diker, rectora de la Universidad Nacional General Sarmiento, que declaró: “La función social de la Universidad Pública es ayudar a contribuir en sociedades más igualitarias”.

Expresó que en el contexto actual, la comunidad universitaria tiene “una función insustituible que es poner en discusión esos modelos de desarrollo y seguir trabajando como venimos trabajando”. Para hacerlo debe dialogar con las organizaciones y las instituciones que rodean a la Universidad, con las cuales se puede “pensar formas de asegurar derechos en un contexto de retroceso y de vulneración de derechos muy fuerte, y lo hacemos desde las funciones que son específicas de la Universidad: investigamos y producimos conocimiento sobre los problemas que afectan a la gente”.

“Por eso decimos que la Universidad es un derecho no solo de los chicos y las chicas que vienen a estudiar a la universidad, sino también es un derecho del pueblo, de recibir los beneficios de lo que las universidades hacemos” aclaró.

“Una gran conquista de la reforma universitaria fue el gobierno tripartito” subrayó la rectora, y agregó que en la UNGS hay participación de los trabajadores técnico-administrativos y de auxiliares docentes en el co-gobierno universitario.

“En nuestro caso hemos incorporado, con voto, en el máximo gobierno de la Universidad, a un representante de la comunidad”, que es selecto por un Consejo Social que conformó la misma institución “y que viene también a participar de decisiones de una Universidad, que dice de sí misma que quiere producir conocimientos y formar profesionales que produzcan efectos y que contribuyan a ese territorio del cual forman parte” comentó.

La Universidad Nacional de General Sarmiento.

La institución se ubica en el segundo cordón del noroeste del conurbano, “con indicadores socioeconómicos complejo” explicó Diker. La mayoría de los estudiantes que son primera generación de universitarios en sus familias “pero que nos gusta interpelar no desde la situación socioeconómica no de la que están y nos imponen las políticas que distribuyen injustamente la riqueza sino como jóvenes ciudadanos que tienen derecho a recibir una educación de calidad”.

Sobre los dichos de Maria Eugenia Vidal acerca del acceso a la universidad, expresó que es “Una suerte de sinceramiento brutal” que se enmarca en la relación del gobierno con la educación pública. En ese sentido, opinó que el gobierno tiene la visión del que “el Estado no tiene la responsabilidad de garantizar educación para todos y todas. Lo expresan diariamente con los recortes”.

Tampoco valoran la función que podemos tener en la producción de conocimiento, la producción de tecnología, y nuestro aporte al desarrollo, porque estamos en un modelo económico que retrocede en los procesos de industrialización, abre las importaciones, y entiende que el conocimiento y la tecnología también se puede comprar en un mercado internacional” afirmó.

Escuchá la entrevista completa: