En la antesala de la marcha por San Cayetano, hablamos con el dirigente de CTEP, Gildo Onorato, que explicó la importancia de esta movilización por sobre años anteriores, en un contexto de crisis económica y social. «Nosotros nos hacemos eje en el trabajo, en la generación del trabajo, en la invención del trabajo cuando el modelo económico de Macri, destruye el trabajo» indicó.

Las consignas «Tierra, techo y trabajo» y «Pan, paz y trabajo» vuelven a levantarse, «intentando re impulsar las leyes que hemos presentado en el Congreso el año pasado y que algunas se han aprobado,  y en la mayoría no» expresó Onorato. Será una jornada «con agenda propia, con masividad, y sobre todo en paz, planteando a la dirigencia política en general y al gobierno en particular que la situación del trabajo se ha complicado mucho y que la economía popular está peor que nadie hoy en la Argentina».

«En todos los sectores del trabajo, creyentes o no, el Patrono San Cayetano, el patrono del trabajo, genera una devoción particular, reafirma la fe, genera un vínculo entre la organización popular, la organización sindical, y en general. Los sectores más humildes, un encuentro a través la religiosidad popular, que es donde se funda de la lucha y la fe que le da un potencia a las expresiones populares, genuinas de la base comunitaria, que a nosotros nos brinda la posibilidad de fortalecer la reconstrucción el tejido social desde ahí, como una forma de resistir al neoliberalismo»

También se refirió al acceso a la vivienda: «Necesitamos construir aproximadamente 60.000 viviendas por año» para que no crezca el déficit. «Para solucionar el déficit habitacional necesitamos resolverle la construcción de la vivienda a casi 3 millones de personas en la Argentina» detalló en Sobre la Hora. Sin embargo, no solo no ha habido una política de vivienda o de vivienda social, sino que se ha beneficiado a la especulación inmobiliaria y han crecido los asentamientos y las villas.

«Hoy lo que vemos es: crecimiento de villas asentamientos, gente vulnerable, en situación de calle; y la verdad que lo que vemos es el crecimiento de la desigualdad. Sumado al aumento de los alquileres que también va expulsando ciudadanos de la vivienda digna. Por lo tanto el cuadro de Techo es fundamental y forma parte de la agenda central de nuestro movimiento y los legisladores. Pensamos que es una demanda central a la hora de abordar uno de los problemas estructurales que tiene la Argentina hace décadas»

Escuchá la entrevista completa: