Miles de personas acompañaron la “Gran Marcha Azucarera” organizada por la Federación Azucarera Regional que representa a los trabajadores de los ingenios en Salta y Jujuy. Uno de los dirigentes que viajó a la región azucarera fue Victor de Gennaro, presidente de Unidad Popular, que en comunicación con Sobre la Hora consideró que la caravana fue “una vivencia con la cual estamos todos conmovidos”.

La marcha comenzó a las seis de la mañana en Hipólito Yrigoyen, al norte de Salta, donde se juntaron los trabajadores de El Tabacal, donde hubo 180 despidos y represiones en los cortes de ruta. Luego, pasaron por  Libertador General San Martin, en Jujuy, donde está el Ingenio Ledesma, de la familia Blaquier quienes echaron a 30 trabajadores.

La movilización continuó por San Pedro, Jujuy, donde se encuentra el Ingenio La Esperanza y se registraron 400 despidos, y luego entró nuevamente a Salta, en la región de Campo Santo donde está el Ingenio San Isidro, el más antiguo del país fundado en 1760, donde los dueños anunció un lock out hace un mes, lo que implica el cierre y 730 trabajadores en la calle.

Desde allí, los trabajadores en conjunto con sectores estatales, dirigentes de Salta y Jujuy, organizaciones políticas y sociales, también la Corriente Clasista y Combativa, caminaron durante más de 3 horas hasta Güemes donde se hizo el Acto Central. En ese tramo final de 10 kilómetros se sumaron, comerciantes, familiares, chicos, jubilados, “realmente fue una expresión comunitaria muy importante porque esto es una hipoteca para la economía regional” estimó De Gennaro y remarcó que “Fue conmovedor ver la marcha que hubo, fue una pueblada, fueron 7 km que caminamos, con la fuerza del pueblo a pesar del sol, fue impactante”.

“Esta marcha y este acto fue impactante, pasar por los pueblos que pasamos, y lo que significa que la población saliera, aplaudiera, ovacionara”, subrayó el dirigente. “Es falso que no quieren trabajar, lo que no quieren es ser explotados, lo que no quieren es que le sigan hipotecando su futuro y por eso pelean” declaró.

La situación de las empresas.

Victor De Gennaro denunció que “la estrategia política es para defender la rentabilidad y profundizar la ganancia de los grandes grupos trasnacionales” en relación a las acciones del gobierno, y remarcó que excepto una sola, las empresas azucareras son extranjeras. “Hay una situación donde las patronales están avanzando para flexibilizar aún más los convenios, y a caballo de esta política general que está haciendo el macrismo, lo que hace es atacar el grado de organización de la FAR, que es parte de la CTA-A,  es un sector muy fuerte” enfatizó.

El dirigente comentó que “El lock out patronal insólito es el ingenio de San Isidro” ya que los730 puestos laborales en riesgo no solo afectan a los trabajadores despedidos, sino también a la comunidad en general y a los 2000 puestos de gente que viven en el Ingenio de 11.000 hectáreas. “Está dando ganancia pero simplemente por hacer hociquear a los trabajadores les llega este lockout” expuso el dirigente, y propuso que  los gobernantes “sean capaces de animarse a plantear la expropiación, y el seguimiento de todas las deudas de todas las deudas que tiene esta trasnacional con el pueblo argentino”.

Otro de los Ingenios por donde pasó la caravana fue el de La Esperanza, empresa a la que intentan vender dejando unas 400 familias en la calle.  En el caso de Ledesma hay 30 despidos y en El Tabacal, 180, lo que además se interpreta como una política de persecución gremial ya que las primeras cesantías fueron de dirigentes sindicales.

El presidente de Unidad Popular advirtió que en el deseo de aumentar ganancias, las empresas presionan por dos frentes: “Se aprieta a los trabajadores de decir, bueno, hay que poner cuarto turno, hay que aceptar las reglas del juego de la flexibilidad”, a la vez las patronales le piden al gobierno bajar los impuestos y no cumplir los requisitos ni el compromiso con el Estado. “Es un doble apriete, a los trabajadores y a los gobernantes, los gobernantes deberían haber estado en la caminata con nosotros” disparó De Gennaro, “porque lo que se está defendiendo es el trabajo junto con la riqueza de dos provincias”.

 

Hacia un nuevo modelo sindical.

De Gennaro felicitó a los trabajadores azucareros organizados por su accionar como sindicato “son dirigentes que han tenido que enfrentar las patronales trasnacionales más duras, pero lo hacen con mucha democratización interna en sus sindicatos, y además con puebladas como las que hoy vivimos” comentó, y que “esos dirigentes son los que me enorgullecen”.

Recalcó también la importancia de la organización, ya que los azucareros en asamblea decidieron no aprobar los convenios: “Si no tuviera la fuerza y las asambleas de los trabajadores, no podrían enfrentar a las trasnacionales, ni a las presiones del ministerio de trabajo como existe” comentó.

El lider de Unidad Popular explicó que más allá de los partidos y los accionares, el modelo sindical “Es democrático o no es democrático”. En este sentido, comparó que a diferenccia de los azucareros, está “El poder de la Lapicera” , mediante el cual se permite “que un Secretario General firme en nombre de los trabajadores sin consultar a los trabajadores”. De Gennaro sostuvo que esos sindicalistas son los que se transforman en empresarios “porque firmar a la baja, significa tener una ventaja, no los trabajadores, sino los dirigentes”

De esa manera, De Gennaro disparó que “no hay que tenerle miedo a la democracia de los trabajadores” apuntando a modificar la Ley de Asociaciones Profesionales, “que evidentemente no se toca porque a los patrones no les interesa, que a los gobiernos no les interesa, porque les conviene el negociado”.

Por último, el referente de Unidad Popular manifestó que la mayoría de los sectores populares sabe que la actual política económica no resuelve los problemas de la gente y que las decisiones política benefician a las trasnacionales y a los empresarios, y no los sectores que lo necesitan “y eso, en nuestro pueblo argentino tiene un destino que es de la lucha”. “Me parece que está en juego qué tipo de organización sindical queremos, pero también qué tipo de país se va a construir” declaró.

Escuchá la nota completa: