En Sobre la Hora conversamos con Diego Igal, el periodista que accedió a los cuadernos de la periodista Enriqueta Muñiz, la investigación sobre los fusilamientos de José León Suárez. “No es una persona que vivió en la sombra ni mucho menos, ella tuvo una vida periodística muy intensa muy importante, con libros, lo que pasa es que no estaba asociada al nombre de Walsh ni de Operación Masacre que tiene una dimensión que sobrepasa cualquier otra cosa” explicó Igal

“No fue una búsqueda porque estos papeles siempre estuvieron en poder de Enriqueta, lo que pasó fue que falleció en noviembre de 2013 y estos papeles sobrevivieron” explicó Igal. La historia no fue justa con su participación en el libro: durante muchos años no fue sino un nombre en una dedicatoria del libro “Operación Masacre” de Rodolfo Walsh. “Sin embargo estos cuadernos quedaron y no dejó instrucciones de qué hacer con estos” remarcó.

La propia familia fue quien decidió publicarlos “a manera de reivindicar el papel de ella en esta investigación tan importante” y el periodista ofició de intermediario con la Editorial Planeta. “Esto está publicado junto con un prólogo de Daniel Link y un texto biográfico mío y también hay otros papeles inéditos, como cartas que le mandaba Walsh a ella, poemas, versiones de cuentos ya publicados de Walsh que son versiones inéditas” para “poner en otra dimensión lo que fue la investigación de Operación Masacre que es un libro sin duda importantísimo en la literatura universal”.

La conocí a ella porque vino a dar una clase, yo estudiaba periodismo en el año 94 y ella todavía tenía ganas de contar su participación, sin embargo ella minimizaba su papel ahí. Después ella empezó a tomar una distancia ideológica de Walsh, yo creo que un poco por cierta miopía de los medios, cierto paradigma patriarcal, cierta misoginia que impera en los medios pero también ella contribuyó mucho a tomar esta distancia ideológica

 

Escuchá la entrevista completa: