Se presentará el primer informe anual de la Asociación Basta de Asesinatos Laborales, y Ariel Godoy, uno de sus miembros, comentó en Sobre la Hora que buscan “sacar a la luz lo que pasa en nuestro país de lo que nosotros denominamos asesinatos laborales”.

“El informe que estamos presentando y que se viene trabajando hace un tiempo ya surge con la necesidad de visibilizar lo que son las muertes en los lugares de trabajo, porque entendemos que es algo que no sale en ningún medio, no es una preocupación por parte de las distintas dirigencias sindicales, y en algún sentido son cómplices de todo esto, y tenemos como clara denuncia política que las responsables de estas muertes, de estos asesinatos, son solamente las patronales tanto en ámbitos privados como en el Estado”

La asociación está conformada por compañeros y familiares de trabajadores asesinados por sus condiciones laborales, y relevaron, por ejemplo, que tanto en sectores de transportes de cargas como en la construcción son los que tienen más altos índices de muertes. “Lo que denunciamos es que cada 20 horas muere un trabajador o una trabajadora acá en Argentina” explicó, pero son datos relativos ya que provienen de fuentes oficiales como la ART, y no contempla el trabajo no registrado, el cual supera al 35% de la población activa.

Este año nosotros nos dimos el trabajo de hacer nuestra propia recopilación con respecto a las muertes en los lugares de trabajo” indicó, ya que militan hace dos años y comenzaron a contactarse con familiares y compañeros de víctimas.

La mayoría de las muertes obreras en la Argentina se podrían haber evitado, no son accidentes fortuitos que nadie pudo haber previstoadvirtió Godoy. Esto se intensifica con “una política de ajuste para tratar de, en el caso de la Industria, aumentar la productividad; y en el caso Estatal con un achicamiento de planta y con un recorte presupuestario”aumentando los riesgos en las condiciones laborales “que en el extremo llega a causar las muertes“.

Un caso paradigmático de lo que denuncian fue la explosión en la escuela N° 39 de Moreno que acabó con la vida de Sandra y Rubén, “lo que desnudó es las condiciones de trabajo en la que viven los trabajadores y las trabajadoras de la educación” y que son denunciadas por los sindicatos. Sin embargo, ni el Estado Provincial ni el Nacional se hicieron cargo “y es lo que termina provocando estas lamentables muertes”

Escuchá la entrevista completa: