Un estudio de la Consultora Radar indica que la caída del empleo en la industria durante la gestión de Macri es tan profunda como en la crisis del 2001, y el economista Pablo Neira explicó los datos en Sobre la Hora.

El sector industrial es un sector en el cual se viene destruyendo empleo desde el cambio de gobierno” y que más está siendo afectado por la apertura de importaciones, comentó y remarcó que este año se profundizó la crisis económica con la corrida cambiaria: “el empleo comenzó a caer de forma muy grande”.

“A partir de la caida del consumo, por la inflación aceleradísima mientras los salarios se quedaron atrás, con las paritarias en 15, 20%; la industria cuyo destino de la producción es el consumo interno porque no tiene capacidades de exportar, ve que ya su mercado es inexistente y empieza a pararse la producción, y empieza a cerrarse su producción, y empiezan a cerrar sus puestos de trabajo”

Neira remarcó que a la pérdida de trabajo, al atraso en los salarios del sector público y la precarización del trabajo, “están gestando una crisis de empleo que está intesificándose durante todos estos años” y que en vez de remontar la economía, “para los trabajadores las condiciones son cada vez peores”, es decir, sin aportes ni seguridad social.

Entre las causas de la ola de despidos y la caida de la industria, el economista remarcó la caida del consumo interno por la caida del salario real; y la apertura de importaciones que lleva a que las empresas que no pueden competir vayan despidiendo y cerrando las plantas menos rentables.

“Cuando de golpe hay un nuevo salto del tipo de cambio, se encuentan con que el consumo se va al tacho, porque el sueldo de las personas ya no le da más, el productor de heladeras, por ejemplo, que sabe que con un salario real que cae 30% contra la inflación nadie va a salir a comprar una heladera, dice, ya está, yo ya me venía bancando un montón, o venía laburando a pérdida, yo cierro” señaló.

Escuchá la entrevista completa: