La Cátedra de Sociología de la  Facultad de Ciencias Sociales de la UBA junto al Instituto de Investigación Gino Germani realizaron una encuesta en torno al aborto entre quienes se movilizaron, tanto a favor como en contra. Sobre la Hora conversó con  dialogamos con uno de los autores del informe, Julián Rebón, titular de cátedra, e integrante del Instituto.

Realizada en  la «Marcha por la Vida» del 23 de febrero de este año y en la concentración en apoyo al Proyecto de Ley IVE en el Congreso del 28 de mayo, la encuesta mostró, en primer lugar, «un gran movimiento, una gran Marea Verde, a favor de la despenalización del aborto», «y con el paso del tiempo la generación de un contra-movimiento contra ese ejercicio del derecho».

«La primera conclusión es que es llamativo la polaridad de ambos» dijo el docente, y separando entre «verdes y celestes», arribó a que cerca del 75% de los «Verdes» están a favor del derecho al aborto en todos casos, mientras que en igual proporción, el 75% de los «Celestes» están en contra en todos los casos. «Las posturas moderadas están cerca el 25% en caso» indicó- Además, los movimientos abarcan más reclamos y reivindicaciones que solo el cambio (o no) del marco legal con respecto al derecho: «Las posturas son más radicalizadas que la demanda pública».

En el movimiento «verde» es muy homogéneo en muchas de las dimensiones que exploramos en la encuesta. Por ejemplo: prácticamente la desigualdad de género es importante en Argentina. Todos están de acuerdo con el uso de anticonceptivos. Todos están de acuerdo con la no financiación del Estado y que no se subsidie a las iglesias. Todos están de acuerdo con la ESI en las escuelas. En cambio, entre lo que denominaríamos «celestes», lo que aparece es que hay un poco más de heterogeneidad. La mayoría no considera relevante la desigualdad de género pero hay quienes sí. Llama la atención, y lo que es dispar, lo que es la posición respecto del financiamiento a las iglesias: el 42% está en desacuerdo con el financiamiento del Estado y solo el 34% está a favor

Subrayó que el movimiento «celeste» surgió como «un contra-movimiento: un movimiento que se constituye, se construye como respuesta a otro movimiento social». Tiene una composición religiosa «bastante similar a la del país» donde «al rededor del 70% se movilizan y se consideran a sí mismos como católicos, y solo un 15% evangélicos» y menos del 10% de otras religiones. Con respecto al uso del antinconceptivo «es aceptada en un 70%». Y hay un 75% de encuestados que también está en contra del matrimonio igualitario.

En contraposición, el la ola verde «prácticamente tres cuartas partes no se consideran religiosos, se consideran indiferentes, ateos, agnósticos».

El tema de la ESI en las escuelas, que si bien no era un eje central, empezó en la medida en que se forma este movimiento «celeste», se va produciendo no solamente un cuestionamiento de este avance de la marea verde, sino empezar a discutir cosas que no habían sido discutidas, como el tema de la ESI que no había sido controversial al menos en términos de agenda pública cuando se avanzó

Rebón explicó que los «celestes» trataron de deslegitimar a la ESI diciendo que era ideología de género, «pero cuando uno les pregunta a los que se movilizan, no es claro eso», ya que están en desacuerdo prácticamente la mitad, «pero hay más de un tercio que están de acuerdo con la ESI en las escuelas». «El movimiento «celeste» en muchas de las dimensiones no tiene una identidad tan compacta como la tiene el movimiento verde» definió.

Escuchá la entrevista completa: