Los dichos de Gerardo Morales acerca del acceso de extranjeros a hospitales públicos reactivaron una serie de debates e iniciativas xenófobas por parte de sectores reaccionarios del país. Sobre la Hora sumó el punto de vista de Mariano Vázquez, periodista y especialista en asuntos internacionales a la discusión del acceso a la salud.

“Se intenta generar un elemento distractivo” analizó, ya que ante el aumento de tarifas, ajuste e inflación, y la caída de la imagen pública del presidente “en el laboratorio ‘Durán Barba’ en sus focus group dijeron que asi como la ‘doctrina Chocobar’ le rinde en sectores duros del votante macrista, la cuestión xenófoba y de racismo contra inmigrantes,sobre todo venidos de países limítrofes, también les resulta”.

A pesar de la discusión y la presentación del proyecto de ley presentado por Luis Petri (UCR-Cambiemos) para cobrar a los extranjeros el acceso a la salud y la educación, bajo un concepto de reciprocidad, Vázquez remarcó que es “completamente inconstitucional que se pretenda modificar el sistema universal gratuito y solidario de salud”. Además remarcó que la salud pública “es uno de los emblemas implementados en la Argentina durante la década del 40 y que nos tiene que hacer sentir orgullosos del sistema de salud de esta naturaleza, donde no hay discriminación y que cualquiera de los ciudadanos del mundo puede atenderse”.

“No es menor el dato que el diputado nacional que presentó la iniciativa es presidente de la comisión de seguridad interior” subrayó el periodista, por lo que la concepción es “espantosa” ya que la el proyecto se presenta “desde una concepción seguridad, de peligro, de hasta “invasión” porque ni siquiera se presenta en la comisión de salud”. “Sería bueno recordarle que además de ser un proyecto xenófobo y discriminatorio, nos basta leer el preámbulo de la Constitución Argentina respecto a que en su propio prólogo de la Carta Magna Argentina se invita a los ciudadanos del mundo que quieran habitar el suelo argentino y que serán ciudadanos de plenos derechos” disparó Vázquez y recordó la cantidad de descendientes de inmigrantes que habitan el país.

Asímismo, el periodista citó las cifras de la Red de Migrantes, que demuestran que del total de estudiantes del país, solo el 2% son extranjeros y solo el 4% de ellos utilizan los servicios de salud. “Argentina tiene 4% de población extranjera” comentó el periodista. A pesar de eso, el año pasado la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich implementó un cambio de las reglas de migración “con encuestas completamente fraudulentas de que ciudadanos sobre todo peruanos, bolivianos y paraguayos llenaban al país de responsables del narcotráfico, lo cual también es falso” ya que la población carcelaria extranjera es del 6% del total, “y los bolivianos y paraguayos no llegan ni al 1%” insistió Vázquez. “Cometen mucho menos delitos, estudian más y trabajan más los ciudadanos extranjeros que los propios nacionales” concluyó.

La salud en Bolivia.

Mariano Vázquez vivió en Bolivia, y explicó que el sistema allí es totalmente diferente al argentino. Se atiende “todos los habitantes que estén en el territorio nacional de Bolivia que no cuenten con un seguro de salud”, con foco a los grupos de riesgo (mujeres embarazadas y hasta seis meses posteriores al parto; menores de cinco años; personas mayores de 60; mujeres en edad reproductiva en materia de salud sexual y reproductiva; y personas con discapacidad). “La Ley habla de ‘todos los habitantes y estantes’ es decir quienes están en Bolivia en ese momento” mencionó.

Hace muchos años que el gobierno de Evo Morales está tratando de remover un sistema arcaico de salud, un sistema que era sólo para una elite” relató. Estos intentos son los que llevaron al conflicto de salud de el año pasado, donde el Colegio Médico “que es un sector muy duro y anti proceso de cambio en Bolivia” realizó un paro de 47 días entre noviembre y enero, contra el cambio del artículo 255 del nuevo Código Penal se iba a sancionar la negligencia médica.

“El presidente Evo Morales anunció que los profesionales de la salud iban a estar bajo una autoridad de fiscalización y control del sistema de atención pública” detalló el periodista, por lo que se puso el sector médico en contra. “Se ha opuesto porque no quieren que haya gratuidad ni universalidad ni un servicio de salud solidario porque les recortarían, o sienten o aducen que les recortarían muchos de los lucros que ellos tienen por trabajar en el sistema de salud privado” aclaró Vázquez.

Por otro lado, enfatizó que la Ministra de Salud boliviana Ariana Campero Nava es egresada de la Escuela Latinoamericana de Medicina de Cuba y que desde su gestión se impulsa no solo un sistema gratuito y solidario de salud, sino también que se trabaja con muchísimos médicos bolivianos que estudiaron en Cuba y con  la brigada médica cubana “que ha ayudado mucho a levantar un sistema de salud que históricamente fue muy precario para las mayorías”. “Eso ha enojado muchísimo más al Colegio de Médicos” declaró Vazquez.

Escuchá la nota completa