La filósofa y especialista en asuntos internacionales Isabel Rauber conversó en Sobre la Hora sobre el desarrollo y los resultados de las elecciones en Colombia, donde se impuso el candidato de la derecha colombiana Iván Duque.

Explicó que pese a los resultados, es un gran triunfo para el segundo candidato, Gustavo Petro, que superó el 41% y ganó en Bogotá. “Va a establecer una fuerza que no es de los dos partidos tradicionales, que no representa al bipartidismo, lo va a establecer como una línea política activas en Colombia” afirmó y remarcó: “Lo que se coronó este domingo es a Petro en el centro de la oposición y como futuro presidente de Colombia”.

“La pelea se echó” expresó la filósofa, y dijo que “lucharon empujando para ganar, porque la posibilidad existía, pero sabían que por todo el andamiaje de la infraestructura política de dominio del país en territorios lejanos, por dominio de la prensa, por la instalación de miedo, por la política de la pos-verdad o de la fake news, de la cual Uribe que es su padre político, su padrino, la situación estaba difícil”

Expresó que  Ivan Duque “se plantea como un presidente subordinado a Estados Unidos” pero que tiene que “enfrentar el riesgo de avivar el conflicto real interno y el conflicto con Venezuela”. “Duque será un presidente débil en manos de la oligarquía y de las fuerzas de la partidocracia a su servicio” advirtió, por lo que “se prevee es una intensificación del conflicto social”.

Por último destacó la posición política de Sergio Fajardo, de la Coalición  Colombiana, “que no dudó en darle su apoyo a Santos porque se ponía en riesgo la firma de la Paz en Cuba”, pero que no le brindó el apoyo político a Petro para la segunda vuelta.

“Eso es una izquierda idiota que no sabe hacerse cargo de las responsabilidades de su tiempo” subrayó y dijo que “hay que tenerlo muy presente porque son los señores que después están en los pasillos, en las conferencias internacionales, golpeándose el pecho diciendo lo que hay que hacer”.

Escuchá la columna completa: