Tras las críticas de Alberto Fernández al sistema judicial en su discurso de asunción y la promesa de reformas, en Sobre la Hora consultamos la opinión del ex-juez Luis Federico Arias que remarcó: «Creo que este discurso, convocando a la unidad, a la concordia, fue muy importante«.

«Parece todo mucho más descomprimido y más relajado por la tranquilidad de tener un gobierno que protege la vida de la gente y no acostarse sin saber con qué nos levantamos al otro día» señaló. Y afirmó que el ex Presidente Mauricio Macri y la ex Gobernadora María Eugenia Vidal tenían una política de «shock permanente», con despidos, tarifazos, crisis en empresas lo que generó «mucha violencia». «Mientras nosotros discutíamos cuestiones que podían estar en disputa, pañuelo celeste contra pañuelo verde, si estabas de un lado de la grieta o del otro, el saqueo era constante, ellos abrían la caja y empezaban a contar los billetes».

Celebró que el Presidente Fernández haya citado a los gastos reservados del sistema judicial: «Tener fondos reservados en la Agencia de Inteligencia, y las agencias de Inteligencia vinculadas a jueces y fiscales, esos gastos reservados pueden ir directamente a los bolsillos de cualquier fiscal o juez«.

Hay situaciones muy oscuras que se fueron descubriendo un poco, pero yo creo que incluso son más complejas aún. No sólo en la Nación sino también en la Provincia de Buenos Aires: lo de D’alessio parece nada comparado a con lo que tenemos en Mar del Plata con el Fiscal Fernández Garello, que no fue un abogado falso, que trabajó en el Servicio de Inteligencia: fue un Servicio de Inteligencia de la policía de Camps que señalaba a los compañeros para que los chupen y lo maten, los asesinen. Está imputado en una causa de Lesa Humanidad. O mi colega el Contencioso Administrativo Francisco Terrier, que fue también abogado de la policía en los tiempos de Camps. Todo eso sigue en las sombras del Poder Judicial

«Necesitamos abrir el Poder Judicial a la sociedad, hay que democratizar, yo coincido absolutamente con Alberto» subrayó, porque los jueces o funcionarios de ese Poder, «al no tener vínculo con la sociedad, terminan siendo presas de las corporaciones, los poderes fácticos y el poder político, y fundamentalmente los medios de comunicación».

Escuchá la entrevista completa: