Corina de Bonis, docente del CEC N° 801 de Moreno fue amenazada y torturada por organizar ollas populares y Sobre la Hora conversó con Hernán Pustilnik, docente de la Escuela N° 49 donde hace más de un mes fallecieron Sandra Calamano y Rubén Rodríguez. Estamos muy tristes y enojados por lo de ayer, pero no con miedo” declaró.

“Quisieron meternos miedo secuestrando a Corina y haciendo lo que le hicieron”.  remarcó el docente. Hace más de 40 días, luego de la trágica explosión de gas en el establecimiento donde Pustilnik da clases, la comunidad reclama la emergencia en infraestructura: “Descbubrimos que el resto de las escuelas del distrito de Moreno están en las mismas condiciones que Escuela 49, con pérdidas de gas, con riesgo de explosión”.

Por ese motivo es que a los reclamos por infraestructura y mejoras edilicias, y por justicia por Sandra y Rubén, ahora se le suma el pedido de investigación por el secuestro de Corina que “nos hace recordar tanto a la época más oscura de nuestra Argentina”.

Si bien no han tenido información acerca de los agresores, Pustilnik aseguró que “debe venir de un lugar muy siniestro”, y que buscan asustar a la comunidad porque “la unión que logramos desde el 2 de agosto hasta ahora es muy grande y está basada en el apoyo que tenemos de las familias, de las escuelas del distrito”. “Ven que están chocando contra algo que no lo pueden quebrar, apuntan a tratar de quebrarnos” expresó.

Las amenazas comenzaron hace ya un tiempo tanto en el CEC 801 donde trabaja la docente agredida como en otras escuelas, incluso “les rayaron los autos, les mandaron notas diciendo que la próxima olla popular la iban a hacer en el Cementerio de Moreno, y en varias escuelas les han escrito las paredes, les panfletearon el barrio diciendo que ‘dejen de hacer política con esto y vayan a trabajar’”.

“Molesta porque llevamos ollas populares en casi todas las escuelas del distrito porque la mayoría de las escuelas tiene comedor, y al no tener gas los pibes están sin comer porque de Provincia no están mandando las viandas. Entonces los padres junto con los docentes y los auxiliares, ponen dinero y arman una olla popular todos los días, y eso lo venían llevando también en el CEC”.

Moreno es uno de los distritos más grandes y más pobres de la Provincia de Buenos Aires. Pero en muchos distritos está pasando lo mismo, los chicos tienen hambre, no solo los chicos sus familias también” por los despidos, la falta de trabajos y changas, “todo tiene que ver con este ajuste impresionante que va dirigido a las clases más pobres” señaló.

Escuchá la entrevista completa: