Según el Observatorio de Deuda Social de la UCA un 33% de la población argentina se encuentra bajo la línea de pobreza. El investigador Juan Ignacio Bonfiglio explicó en Sobre la Hora el informe y destacó que “los niños son más afectados por la pobreza que en años anteriores”.

Respecto de 2017, hay un incremento del 19% de pobres, y desde el Observatorio complementan los datos con otros informes como de el seguridad alimentaria, “pero todo eso es producto del proceso de deterioro del salario real que tuvo lugar en el último tiempo” afirmó. Los números fueron relevados en el tercer trimestre de este año, sin embargo “estimamos que actualmente la situación podría, o debería ser aún peor”.

“Estamos hablando de población urbana, la asociación que se haría es de entre 12 y 13 millones de personas bajo la línea de pobreza, y ese incremento equivale a 500.000 personas”

El investigador destacó en términos evolutivos es que son más afectados que en años anteriores: “los hogares con niños tienen características que los hacen particularmente vulnerables a la pobreza” por la mayor necesidad de ingreso y la menor cantidad de personas en edad activa. “Tenemos que pensar en términos de las consecuencias que tiene la pobreza para los niños, y en términos sociales en el largo plazo, y todo lo que eso implica” recomendó.

Cerca del 20% de las personas, el 18% de los hogares sufrió alguna privación en términos de alimentación”, entre el cambio de hogares, salteo de comida y “en los casos más extremos, se pasó hambre“. También remarcó que el desfasaje entre inflación y aumentos salariales tiene como consecuencia la pérdida del poder adquisitivo y las privaciones de consumos: “Lo que podría esperarse en caso de que no haya ningún tipo de alteración, de shock, podríamos ver un alivio muy parcial de esta situación en la medida que empiecen a actualizarse los salarios. Ahora, esto no sería una recuperación, sino un alivio“.

Escuchá la entrevista completa: