Previo a la reunión entre Estafados por los Planes de Ahorro y Créditos UVA para Automóviles con el Defensor del Pueblo Bonaerense, conversamos con Juan Rosario, uno de los damnificados. “Vieron la posibilidad con la gente que ya estaba enganchada, poder equilibrar la ganancia económica por la No-Venta que tienen por la crisis económica” aseguró en Sobre la Hora.

A partir de las fuertes devaluaciones registradas durante los últimos años, los ahorristas sufrieron incrementos que pueden llegar a superar el 70% en el valor de las cuotas. “En el derrotero económico de los últimos tres años han erosionado los ingresos de los ahorristas, han pasado de entre un 8 o 10% a casi un 50 o 55% a noviembre de 2019″ explicó.

Nosotros somos un grupo de autoconvocados que lo que buscamos, en términos generales, es que las empresas, o que las herramientas estatales que hoy tenemos, en este caso, la Defensoría del Pueblo, nos asista ante esta situación que ya es prácticamente imposible de continuar bancándola

En el 2014 Juan Rosario entró al plan por una camioneta Ford Eco Sport valuada en $173.000, con una cuota inicial de $1.100, que se la entregaron a fin de ese año. “Hoy es un vehículo que vale $1.119 y la cuota asciende, con seguro incluido, a $14.000”, explicó. Y descubrieron que “las diferentes empresas han encontrado una manera de equilibrar la pérdida que han tenido en las ventas de salón”, y las siguen vendiendo, más baratas que lo que las vendieron en los planes. Todos ganan, las empresas fabricantes y las concesionarias, excepto los ahorristas.

Las empresas ni siquiera lo firman. Tuvimos una reunión con un represenante jurídico de una ONG que ahí ya entienden que hay una falsedad. Y después cuestiones inherentes a lo vinculado a la entrega de los vehículos, se deja de fabricar el vehículo que vos sacaste y te pasan automáticamente a uno de mayor valor sin avisarte o te entregan uno que no es el que estás pagando.

Escuchá la entrevista completa: