En la semana del Documental Argentino, Sobre la Hora conversó con Gustavo Alonso, de la Asociación de Directores y Productores de Cine Documental Independiente de Argentina, desde el Cine Gaumont, donde se realiza la 7ma Semana del Cine Documental. 

Para Alonso, ser documentalista es un oficio “y podríamos decir que es un arte, porque sino sería bajarle el precio o colocarlo en un lugar donde lo único importante es el contenido”. Aclaró que en el documental ha desarrollado en el último tiempo “el trabajo sobre la forma, que es lo que lo ha colocado en otro lugar, ya no como hijo menor del cine sino formando parte del cine”.

Además, expresó que para este género se utilizan los mismos recursos y narrativas que el cine de ficción, ya que “va a funcionar mejor en tanto sea un relato y tenga una estructura de relato y de cuento” porque genera más impacto. “Por otro lado la década del ’70 lo categorizó, lo terminó recategorizando al documental casi como una herramienta política”, con casos el cine de liberación, “pero lo concreto es que el documental es mucho más que eso” afirmó.

“Cuando el presidente del INCAA dice que hay 120 películas estrenadas, son películas residuales, hacer una película lleva cuatro o cinco años, quiere decir que todo lo que vemos hoy, fue con subsidios otorgados hace cuatro o cinco años. Con lo cual, cómo fue hacerlo, en principio fue posible y ahora sería imposible hacerlo, en cuanto a formas de financiamiento”

Acerca de la semana del Cine Documental en el Cine Gaumont, el cineasta remarcó que son películas de distinta índole que no dialogan entre sí y tienen formas distintas. “El cine documental está viviendo un gran momento y yo creo realmente que con lo que realmente dialoga es con la crónica periodística: la crónica periodística es al periodismo lo que el documental es al cine” opinó.

Escuchá la entrevista completa: