A propósito de la disposición del Gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, de autorizar el trabajo de niños y niñas, Laura Taffetani, abogada y miembro de la Fundación Pelota de Trapo y el Movimiento Nacional Chicos del Pueblo afirmó en Sobre la Hora: “Necesitamos un país que piense diferente, una política en que los chicos y chicas no necesiten ni sobrevivir ni trabajar en condiciones que los afecte, que tengan una educación que los promueva y que lleve adelante un proyecto a futuro que les permita continuar“.

El tema del trabajo infantil tiene muchas aristas bastante complejas, pero lo cierto es que hay algo fundamental, es que hay ocho millones de chicos bajo la línea de pobreza, de los cuales, según el Censo, hay unos 650.000 que trabajan“, y al ponerse el foco sobre ello se omite al resto de los chicos y chicas que no lo hacen: “Estamos hablando de un sector que sobrevive de esa manera, pero todos los 7 millones y medio que restan sobreviven, si pueden, de otra”.

Si no se ve en la causa, no solo pierde sentido de la realidad sino que tampoco las soluciones que se vayan a proponer van a servir” remarcó. Y aclaró: “Lo que sucede es que la gente debe sobrevivir de algún modo” por lo que se dan situaciones de trabajo y también explotación.

La convención de los Derechos del Niño distingue entre la explotación y el trabajo infantil, que se puede regular, como en la legislación actual en Argentina donde hay derechos laborales para personas a partir de los 16 años. “Cada provincia tiene la potestad de hacer lo que él hace” afirmó; “que en circunstancias especiales  se habilite siempre que cumpla con la normativa vigente“.

“El problema de estas cuestiones tan mediáticas, que exponen un problema real, poruqe realmente, la locura es que Argentina con la riqueza que tiene tenga 8 millones de chicos bajo la línea de pobreza viviendo penurias, los expone como expone también a los chicos piraña en la 9 de Julio, pero no hablamos de las causas verdaderas. El tema del trabajo infantil, si uno lo plantea como sobrevivencia y en estos términos, dice no, necesitamos trabajo para los padres, necesitamos políticas públicas que permitan que los niños y niñas en todo caso, si tienen contacto con el trabajo, sea a través del aprendizaje y porque les guste hacerlo, no por necesidad”

Lo que está pasando en este caso es un país que tiene una política de destrucción de los pibes y las pibas“, ya que lo que pasa en Jujuy con las tabacaleras “lo hacen con autorización y sin autorización”. Y aunque la situación es grave en todo el país, Taffetani aclaró que “nos conmueve cuando lo vemos en palabras, y además con un hecho muy concreto que es un decreto”. “Gerardo Morales es condenable por los chicos que mueren por desnutrición en Jujuy, y que de eso no se está hablando” remarcó, “porque que muera un chico por desnutrición, es mucho más grave que un chico trabaje”

Escuchá la entrevista completa: