Cynthia Pok, Secretaria de Formación de la CTA – A y ex trabajadora de la Junta Interna del INDEC, explicó con Sobre la Hora los nuevos datos del organismo que indican el aumento de la pobreza. “No salió pobreza cero, la verdad es que estamos bien lejos de esos valores prometidos, y el camino tampoco parece apuntar hacia allí: es más, el empobrecimiento se está volviendo más rudo” afrimó.

El mercado de trabajo y la forma de inserción social “son la contracara directa de la distribución de los ingresos y por ende de la pobreza, entonces cuando se atacan las dos cuestiones simultáneamente es un tema complicado”. Estos ataques son referencia a la reforma previsional y el intento de reforma laboral, que si bien fue frenada, “de hecho, en el mercado de trabajo se está flexibilizando, se está precarizando cada vez más” lo que repercute en la distribución de las riquezas.

El salario promedio está en $16.828 pesos mensuales mientras que las canastas que están también fijadas por su precio están en $20.800 a agosto” resaltó. Sin embargo, los traajadores de ATE-INDEC desarrollaron otra canasta que llega a los $31.878. “Las distancias entre estos valores son muy fuertes” destacó, considerando que los salarios no registrados no llegan a los $10.000 “y la precarización del empleo también está creciendo”.

El estudio del INDEC se realizó en 31 aglomerados urbanos, donde se registró a 27.5 millones de personas “y en ese ámbito tenemos a 7.6 millones de pobres” de los cuales unos 4 millones están en el conurbano bonaerense.

La Secretaria de Formación de la CTA-A resaltó que la taza de despidos no se traduce directamente a la de desocupación, porque hay quienes se la rebuscan mientras buscan trabajo de forma “muy precarizada”. Estos desocupados “también han crecido” y junto al total de los que buscan trabajo, el número rodea el 26%, “es decir un cuarto de la población económicamente activa está en esa situación” por lo que refleja “esa crisis de falta de trabajo, esto es insuficiencia pura de trabajo”.

“Hay sectores especialmente afectados: es mucho más intensa en el caso de las mujeres que en el caso de los varones. Es mucho más intensa en el caso de los jóvenes. Y es extremadamente intensa en el caso de quienes están en las dos situaciones, es decir, mujeres jóvenes. Esta escalera de que es duro para el total, pero es más duro para las mujeres, y más duro aún para las mujeres jóvenes, la verdad es que es un dato social muy fuerte”.

Si bien la pobreza ya es fuerte para el conjunto, está sobrecargada en el caso de los niños y niñas” subrayó Pok, y “muestra la pobreza absolutamente infantilizada”. Esto afecta mucho más a las mujeres por el rol social que cumplen: “No solamente fortalece y ratifica el mandato social cultural de la responsabilidad de la reproducción y el cuidado en manos de las mujeres, sino que las pone en una situación doblemente tensa en el mercado de trabajo” afirmó la economista.

Concluyó que cada hogar pobre necesita $7.038 para salir de la situación pobreza. “Tendrían que hacerse algunos numerito porque seguramente ese valor está acontecido en los servicios de la deuda externa, así que se están comiendo los créditos externos este valor que tendría que compensar el derecho que tienen los hogares para no estar en la pobreza y no estar en la indigencia”.

Escuchá la entrevista completa: