Tras la aprobación de la Ley Justina, Sobre la Hora consultó al presidente del Centro Unico Coordinador de Ablación e Implante de la Provincia de Buenos Aires del Hugo Petrone, quien afirmó:: “Nos parece que es un paso adelante”.

En palabras del médico, las modificaciones mejoran y actualizan la ley, porque “estimula la creación de servicios de procuración en los hospitales públicos; estimula la capacitación de personal para las tareas de procuración de órganos y tejidos; incorpora el trasplante cruzado entre donantes vivos” además de agregar un capítulo sobre el tratamiento que se le dé de los casos a los medios de comunicación. El punto central es del Consentimiento Presunto, que “significa que todos somos dondantes excepto que hayamos expresado lo contrario” expresó Petrone.

“Va a haber que monitorear el impacto de la nueva legislación en el tema de la donación, si realmente aumenta la o no la donación, cómo lo ha tomado la población” expresó, ya que quedan 90 días para reglamentarla y “eso en la práctica nos va a decir” si funciona el marco legal para los trasplantes.

Petrone remarcó que aunque se considere a todas las personas donantes,

Hogar de transito CUCAIBA

de todas maneras, antes de las operaciones buscarán saber qué opinión tenía el donante. En todo caso, en la actualidad “hay padrones para las dos situaciones (a favor y en contra) y en el futuro solo habrá si uno está en contra”. “Si la persona estaba en contra de la donación o lo dejó tácitamente escrito o si esa persona nunca había manifestado por escrito la negativa, se le va a seguir preguntando a la familia” explicó.

Tenemos mucho para crecer, hay una lista de espera importante, y la donación hay que intensificarla y optimizarla” remarcó Petrone.

Escuchá la entrevista completa: