Sobre la Hora  consultó al economista Alejandro López Mieres acerca de la rendición del Ministro de Finanzas Luis Caputo frente a la Comisión Bicameral en el Congreso sobre la política de endeudamiento externo del Gobierno y sobre su relación con firmas offshore. “Lo que pasó la semana que pasada fue un hecho político grave, muy grave, porque un Ministro de la Nación no solamente se le rió en la cara diputados y senadores, qué son los representantes del pueblo, sino al mismo pueblo argentino” afirmó.

El especialista en economía previsional destacó que en las cuatro dimensiones que abordó Caputo en su exposición “mintió alevosamente”. “La primer mentira que lleva adelante Caputo es vincular la deuda la necesidad de endeudamiento con la del déficit fiscal” explicó, ya que “el esquema que lleva adelante el gobierno nacional no solamente tiene como talón de Aquiles el déficit fiscal: uno, tiene del déficit comercial,  a partir del tipo de cambio que estamos teniendo y de la estructura productiva; una fuga gigantesca de dólares por atesoramiento; y fundamentalmente el servicio tiene que ver con el tema de turismo“. 

“La otra mentira tiene que ver con una definición que es realmente escandalosa: qué es que las Offshore son legales y que funcionan como una especie de caja de seguridad” declaró López Mieres. Apuntó que esto es algo que ya está refutado por distintas organizaciones en el mundo, que “no queda la menor duda que bajó esta página de legalidad que Caputo se autoadjudica, lo que oculta son delitos, que tienen que ver con la corrupción o bien con el enfrentamiento de intereses, o sea los conflictos de interés que una persona como Caputo puede tener al estar de ambos lados del mostrador”.

En tercer lugar, el economista recordó que el Ministro Caputo declaró en la SEC (Securities and Exchange Commission) de Estados Unidos  tener un 75% de acciones de Princess International Group, “que a su vez es dueño de otra empresa, y que a su vez es dueño de otra empresa que se llama Noctua, que operó y se llevó a una parte muy importante de la colocación del Bono a 100 años que hizo Caputo el año pasado”. “Como si eso no fuera un evidente conflicto de interés disparó.

Y luego remarcó que al ser consultado por este conflicto de intereses, el Ministro negó ser el dueño y dijo ser tenedor fiduciario. “En la misma declaración yo Considero que Caputo se auto incrimina: o Caputo le mintió a la SEC con lo cual puede ir preso en Estados Unidos, o Caputo le mintió a Oficina de Anticorrupción y a la AFIP” explicó el economista, ya que las leyes de Fideicomisos son distintas en ambos países. “La ley de Trust en Estados Unidos determina que el que tiene el ejercicio fiduciario o en este caso el testaferro, no es el propietario del bien, en cambio en Argentina la ley de fideicomiso determina que el fiduciario sí lo es, y por lo tanto tiene que declarar” detalló.

Lo más grave para López Mieres es que Caputo “declaró que era imposible beneficiar a los bancos colocadores”, y enumeró que fueron el HSBC, el Deutsche Bank, el City, el Santander, JP Morgan, BVA, UBS, Credit Swift y otros “con casi 44 mil millones de dólares” en bonos. Sin embargo “se quedaron con los bonos y los volcaron al mercado secundario a los días siguientes de la colocación” con lo que al cotizar los bonos de deuda argentina a los días siguientes tuvieron una gran diferencia. “No ganaron por la colocación está 63 millones de dólares como afirma Caputo, si no arriba de 400 millones“, subrayó.

 
Escuchá la entrevista completa: