Frente a la nueva corrida cambiaria y la pérdida de reservas, Sobre la Hora consultó al economista Alejandro López Mieres que declaró: “la crisis está con nosotros desde  hace no menos de 4 meses, el tema ahora es la ineptitud del gobierno para poder manejarla“.

“Durante mucho tiempo fuimos alertando las inconsistencias de la política económica macrista” porque que el conjunto de medidas “de un endeudamiento exponencial, la liberalización del mercado cambiario, la apertura sin restricciones de ingreso y egreso de capitales, la ausencia del estado en la regulación del comercio interior” fue el “caldo de cultivo de una crisis”.

La semana pasada, el presidente y vicepresidente del Banco Central, Luis Caputo y Gustavo Cañonero, junto al vicejefe de Gabinete, Mario Quintana y el secretario de Finanzas, Santiago Bausili viajaron a Estados Unidos para reunirse con inversores y explicar “que Argentina estaba en condición de cumplir sus obligaciones” . Sin embargo, López Mieres advirtió que fueron a “rogarles que no solo no les importaba que no compraran sino que no vendieran bonos” y que no fueron escuchados.

“El cóctel es absolutamente explosivo, y debe ser por eso que el presidente de la nación pretende jugar su carta final” yendo a mediados de septiembre, con la excusa de la Asamblea de la ONU, a “encontrarse con los mismos fondos de inversión que de alguna manera le dieron vuelta la cara para asegurarles que Argentina no va a entrar en default”.

“Que vaya el presidente de la nación a rogarles a los fondos de inversión internacionales que no vendan los bonos y que no presionen más a la Argentina, es por lo menos humillante”

“No se entiende que en medio de una corrida el Banco Central remate reservas por 100, o 200, 0 300 millones por día” remarcó, ya que si se usan para controlar “y perdés reservas netas internacionales para controlar la corrida, te queda menos resto para después cumplir con tus compromisos de deuda pública”.

Los fondos no quieren que argentina defaultee, dejando correr el dólar” lo que mejoraría los índices económicos perodesde el punto de vita político y social es totalmente destructivo” y provocarían “focos de miseria que serían inconsistentes con cualquier pretensión de reelección por parte de Macri”.

“Yo soy de los que creen que el gobierno perdió el control del país, no solamente en términos económicos sino también en términos políticos” remató.

Escuchá la entrevista completa: