El dólar llegó a $30 y Sobre la Hora consultó al economista Alejandro López Mieres, quien afirmó que estamos ante la segunda parte de la corrida cambiaria que vivimos en mayo, “y quizá la que veamos con mayor violencia como si la previa no hubiera sido poca cosa”.

Mencionó la amenaza de Donald Trump de duplicar las alícuotas del ingreso de productos de Turquía a EEUU lo que llevó a una devaluación del 13% de la moneda turca y afectó a los mercados emergentes del mundo. Argentina fue el segundo mercado afectado: “Pareciera que están corriendo una carrera devaluatoria, a lo largo del 2018 la Lira turca se depreció un 40% y el Peso hasta hoy el 35,8, en un contexto internacional bastante complejo” comentó López Mieres.

Otro de los efectos internacionales a la economía nacional fue la caída de la soja. “Hoy el Riesgo País superó los 700 puntos” comentó.

El  contexto de tasas altas y limitación monetaria del Banco Central, provoca diferencias de las alianzas políticas “al corazón del mismo gobierno”, como la Sociedad Rural y la UIA, que “están diciendo que las tasas de interés son absolutamente insostenibles, que son garantía de la continuidad de recesión en el tiempo” y que llevan al colapso de las cadenas de pago de empresarios y de los concursos empresarios.

Cuando se pensó el acuerdo con el FMI, el organismo prestó 15 mil millones de dólares que lo utiliza el BCRA como reservas y el Tesoro para financiar el déficit fiscal y un compromiso de 30 mil millones en el tiempo en 2 años.

“Ya había conciencia de que los dólares no iban a alcanzar” expresó el economista, pero que la deuda sirvió para mostrar números macroeconómicos mejores de los que había para pedir más deuda, sin embargo “todo salió mal, eso era imposible” ya que la misma receta del FMI “garantizaban el fracaso”.

Rompieron los diques defensivos que Argentina tenía que tener frente a una crisis internacional” como la regulación del cambio, de la cuenta externa y del comercio.

El economista concluyó que hay una estrepitosa caída de reservas para refinanciar los bonos del BCRA, lo cual “es bastante preocupante”. “Pero desde el punto de vista del déficit fiscal, es altamente probable que lo aprueben al gobierno” porque pese a la caída del poder adquisitivo, la dinámica inflacionaria hará que se mantenga y se pueda mostrar el déficit primario que el FMI impone.

Escuchá la entrevista completa: