Nuestro columnista de economía Alejandro López Mieres analiza los alcances del cepo cambiario que anunció hoy Guido Sandleris, titular del Banco Central de la República Argentina, frente a las medidas de transición: «La sensación irritante» es que estas medidas «no se hayan tomado antes, sobre todo después de lo que ellos hicieron la semana pasada«, resumió.

«No prever, después de la experiencia del 12 de agosto, y hacer un feriado cambiario para tomar las medidas que tomaron hoy en la mañana, hubiera sido por lo menos un papelón» comentó. Sin embargo, destacó la soledad de Sandleris quien siempre aparece acompañado de Hernán Lacunza, Ministro de Economía o de otros directores: «Me remitió a la soledad de Cavallo en el 2001«.

Explicó que el BCRA «todos los días informa el stock de reservas que tiene, pero en realidad hay más o menos cuatro días de atraso a la información de cómo se compone la información de variación y de reservas», es decir, cuántos dólares se venden, a minoristas o mayoristas, o cuánto se va por pago de deuda. «Nosotros al día de hoy solo tenemos los números al miércoles de la semana pasada. Se vendieron entre lunes y miércoles de la semana pasada 1300 millones de dólares, y se calcula que jueves y viernes las reservas bajaron 2600 millones más» remarcó.

No hubo pago de deuda representativo, y el grueso de la caída de las reservas tiene que ver con la cantidad de dólares que emitieron en el mercado, y acá viene lo irritante: fueron mucho más de lo que se informaron

«No hay que olvidarse que estamos ante la presencia de la campaña electoral más cara de toda la historia, que le costó al país U$S23.000 millones y medio» y que «el pueblo en su conjunto está pagando esta campaña, y estos 2 millones de más que tiene el partido perdedor a costa de otros partidos» que bajaron en cantidad de votos.

Escuchá la columna completa: