“Los Monos. Historia de la familia narco que transformó a Rosario en un infierno” es el libro que cuenta el origen de esa banda criminal, visita las leyendas, recupera las voces de quienes los conocieron de cerca y reconstruye el entorno de una larga tragedia de la ciudad. Lo hace, además, con una doble mirada local: la de los periodistas Germán de los Santos y Hernán Lascano.

Al respecto Sobre La Hora conversó con Hernán Lascano, quien señaló que “Rosario no es ni Medellín ni Cali, donde estaba Pablo Escobar; Los Monos no son un gran cartel sino un pequeño grupo familiar que fue prosperando a partir de un método de criminalidad precaria conocido que tiene que ver con controles de zonas con cobros de peajes a repartidores de mercaderías, robos predatorios, usurpaciones de vivienda; hacia una explotación del negocio de narco criminalidad de tipo de narco-menudeo que fue creciendo regionalmente y generando asociaciones muy fuertes con otros grupos criminales de la ciudad de Rosario a los que lograban subordinar en base a su gran capacidad violenta”.

Por otro lado, destacó que “tenían una asociación estratégica con sectores de la policía con capacidad de mando que les facilitan el predominio territorial”.