Claudio Lozano, presidente de Unidad Popular y economista del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas explicó en Sobre la Hora el informe que revela datos alarmantes sobre el crecimiento de la pobreza en el primer trimestre de 2019. 

Los datos se desprenden del cruce de datos de las Canastas Básicas (alimentaria y total) y de la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC. «La pobreza se ubica en el 34,1% para el primer trimestre del año, esto significa casi 15.300.000 personas bajo la línea de pobreza; y también indica que la pobreza sigue subiendo, porque el último valor semestral del INDEC estaba en el 32% para el semestre pasado» resaltó.

«Si uno compara este 32% con lo que ocurría en el primer trimestre del año 2018, la pobreza estaba en el 25,5%. O sea que prácticamente ha crecido 10 puntos. Esto significa que en el curso de 12 meses, se agregaron casi 4 millones de personas, que son las que si uno hace el cálculo por día, son las 10.000 personas por día que caen de la línea de pobreza. A esto hay que agregar que cuando uno mira no solo la pobreza sino la indigencia,  aquellos que pasan hambre, estamos con un millón de personas más: el 7,1%. Esto indica que en el último año han ido cayendo en condiciones de hambre, 2.800 personas por día»

 

La principal causa es la devaluación del peso que llevó a un aumento en los precios, sobre todo en alimentos. «No solo hay un aumento de la pobreza, sino que hay una intensificación en el sentido lo que más crece es la cantidad de gente que está por debajo de la línea de la indigencia» resaltó.

«Es un profundo golpe distributivo que traslado ingresos de un sector a otro, por vía del salto cambiario y el impacto que esto produce en los precios, y consecuentemente el deterioro del poder adquisitivo de los salarios, de los planes sociales, de las asignaciones por hijo, o las jubilaciones y de casi todos aquellos que dependen del ingreso fijo. Incluso, el 34,1 que está dando en el primer trimestre, hay que decir también que es en el mejor momento del año para medir los ingresos de los hogares, porque es cuando los hogares perciben un conjunto de ingresos transitorios que si uno los despejara, la pobreza nos estaría dando arriba del 35%».

Lozano subrayó que solo se necesita transferir un 2,4% del PBI para mejorar estos números: «Si uno toma el producto de la riqueza que generamos anualmente y la distribuyéramos equitativamente entre quienes la producen, quienes trabajan, cada integrante de la fuerza laboral argentina se tendría que llevar en su bolsillo $70.000 al mes«.

Escuchá la entrevista completa: