El economista y Presidente de Unidad Popular, Claudio Lozano, analizó la reunión de funcionarios del Gobierno Nacional con la misión del Fondo Monetario Internacional al aire de Sobre la Hora: «Lo que quieren es vaciar de sentido el voto popular y que las políticas que se sigan llevando adelante sigan siendo las mismas«.

Esta misión, compuesta por el Jefe para el hemisferio occidental del Fondo, Alejandro Werner, junto al enviado para Argentina Roberto Cardarelli, no evaluará las metas requeridas, ni informará sobre ello para decidir sobre el desembolso de U$S 5.400 millones para la próxima semana. Las reuniones con el nuevo Ministro de Economía Hernán Lacunza y el presidente del BCRA Guido Sandleris, son «para allanar el camino político para la continuidad de los acuerdos de la Argentina con el Fondo». En ese marco «han pedido entrevistas no solamente con el gobierno sino con el candidato Alberto Fernández, quien triunfó en las PASO«.

«Esa reunión adquiere gran importancia en el terreno de lo que el FMI viene diciendo, y de lo que se puede escuchar en algunos de los representantes del establishment», sobre los respaldos que tiene «lo que ellos denominan populismo«. La «espalda política» que triunfó en las PASO les permitiría mayores consensos «para llevar adelante el ajuste que hay que hacer».

Acá hay una estrategia que se ha puesto en marcha con mucha rapidez por parte del establishment nacional e internacional desde que se produjo el triunfo del Frente de Todos, que es el tema de: «Macri ya perdió, ahora hay que tratar de involucrar a la fuerza que va a gobernar la Argentina, en la continuidad del proceso de ajuste en el que se encuentra nuestro país». Como si hubiera un solo camino y como si en todo caso,los resultados electorales no tuvieran nada que ver ni que decir respecto al rumbo que la Argentina tiene que tomar

Un acuerdo inconstitucional desde su origen

El economista recordó la denuncia que realizó cuando se tomó el préstamo: «El acuerdo que el Fondo ha hecho con Argentina es muy irregular, que en principio tiene pisos de inconstitucionalidad muy claros porque nunca se discutió en el Parlamento Nacional», e incluso la base para la justificación de ese apuro «es un artículo de una ley de Administración Financiera que no está vigente». «El propio Fondo ha violado su propia carta constitutiva» que no le permite prestar dinero a países con fuga de capitales, «y una y otra vez desde el comienzo» lo han violado.

Macri entró en una cesación de pagos, el FMI lo cubrió y concentró el pago de esas deudas en el próximo período presidencial, quedando primero en lugar de importancia: «Por lo tanto el resto de los acreedores privados comenzaron a sentirse sumamente inquietos, buena parte de la inestabilidad financiera y cambiaria de la Argentina tiene que ver con eso».

Este nivel de intervención ilegal, «indica que el Fondo es absolutamente corresponsable de la crisis económica y social de nuestro país«. Lozano concluyó que se deberían posponer los vencimientos que recaen en el próximo período presidencial; y desplazar la agenda económica «que incluye reforma laboral, previsional, tributaria, del BCRA y demás».

Argentina está en capacidad de ir a las Naciones Unidas para denunciar este acuerdo y para pedir la auditoría del organismo, a habida cuenta de que las irregularidades son tales que claramente parecen ser más un acuerdo para respaldar electoralmente a Macri que un acuerdo serio de un organismo internacional con el Estado Argentino

Escuchá la entrevista completa: